¿Quién soy?

domingo, 28 de abril de 2013


¿Quién soy?

Sé que esto está mal, lo noto, pero no puedo evitarlo, no puedo vivir apartado de ella ahora que la conozco, no puedo, ni quiero, ella es la razón por la que me levanto todas las mañanas con una sonrisa en la cara. La he intentado apartar decenas de veces, la he insultado, molestado, he sido arrogante, imbécil… pero siempre termina a mi lado, y lo peor de todo, es que en el fondo me alegro de que suceda. Tengo miedo de que me ocurra como a mi hermano, que me enamore de una humana y terminemos los dos muertos. No quiero involucrarla en mi vida, yo quiero que sea una humana normal y corriente, que vaya a clase, que salga de fiesta, salga con sus amigas. No quiero que se meta en mi vida y tenga que tener en su mente el miedo de ser descubierta. No quiero eso para ella, ella se merece algo mejor. Tengo que tener mucho cuidado con cada uno de los movimientos que hago cuando estoy a su lado, porque no sé cómo termina haciéndolo, pero cuando estamos juntos, siempre tengo que hacer un esfuerzo por no mostrarle mi poder. A parte de esforzarme por no mostrarle mis poderes, también tengo que esforzarme por no besarla, porque cada vez que veo esos labios… me muero por besarlos, saber si saben tan dulces como parecen. Ella no es como las típicas chicas con la que he estado, ella no se preocupa por la ropa que lleva, o piensa en todas calorías que tiene su comida, no, ella es una chica auténtica, es de las que si las insultas no dudarán en lanzarte espaguetis a la cabeza para vengarse, no dudarán en insultarte cuando te metes con ella, o golpearte cuando haces algo que no le gusta. Tengo sentimientos divididos, maldigo por haberse mudado a Ketterman, la maldigo por mudarse enfrente de mi casa, la maldigo por haberse convertido en la mejor amiga de mi hermana, la maldigo por ser una humana tan frágil y con tanta facilidad para meterse en problemas. Pero la adoro por haberse mudado enfrente de mi casa, porque puedo verla en todo momento, puedo verla desde la ventana de mi cuarto, algo que realmente agradezco, porque es lo primero que hago por la mañana, me gustaría conocer su aspecto recién levantada, la adoro por traer a mi vida de nuevo algo que querer, algo que amar, algo que no sea solo proteger y luchar, la adoro porque con ella me siento normal, no me siento un ser de la luz.

Esa chica me va a volver loco, no sé lo que haré con ella, pero tome la decisión que tome, sé que no va a ser fácil, pero estoy preparado para lo que me depare el futuro. Yo no huyo, yo me enfrento a los problemas, y ésta no va a ser la excepción.

¿Quién soy? 

1 comentario: