Yendo por el lado oscuro

miércoles, 27 de marzo de 2013

Bueno, como vi que a muchos de ustedes os gustó la entrada que hice que se llamó «Lo siento mamá pero yo me voy al lado oscuro» y la verdad, como me gustó mucho hacerla, he decidido hacer la continuación y quien sabe… quizás haya una tercera, cuarta, quinta…
Y hoy tenemos…

Yendo por el lado oscuro



En la entrada anterior os contaba que si queríais encontrar a esos bombones de protagonistas de libros la única manera de encontrarlos era yendo al lado oscuro, callejones, discotecas, edificios abandonados… Pero no siempre nos encontramos con esos bombones, hay ocasiones que nos tenemos que enfrentar a verdaderos peligros y esos peligros no los podemos solucionar enfrentándonos con una KL 403. Entonces… ¿qué hacemos?
Pero primero, vamos a ver qué nos podemos enfrentar y hoy, vamos a ver cómo luchar contra VAMPIROS.

Hace un par de años los vampiros fueron el boom, todo el mundo leía novelas o historias con ellos, no paraban de publicarse historias de todo tipo con esos protagonistas. Libros que habían caído en el olvido habían vuelto salir a la luz. Todo el mundo se unió a la moda de los vampiros. Cuando salí ese año por Halloween no paraba de tener déjà vu, todo el mundo iba disfrazado de Drácula, vampiros…

Pero todos los escritores, como cualquiera de nosotros, tenemos una visión distinta de lo que son los vampiros. Y si cada uno es distinto ¿cómo vamos a saber la mejor forma de enfrentarnos a ellos?
Así que aquí vamos a hacer una recopilación de vampiros sexys del mundo literario, y alguno que no lo es tanto.


«Lena Valenti ve a los vampiros… bueno, no los llama vampiros sino vanirios que son seres que nacen de esa manera, no se pueden crear, que incluso les late el corazón, y los vampiros llamados vampiros en el libro, son aquellos que han sido rechazados por sus parejas (caráids) o han muerto, y estos después de haber probado su sangre solo pueden alimentarse de sangre humana, sangre que no los sacia y tienen como consecuencia que después de varios años estos mueran. Pero nosotros nos vamos a centrar en los vanirios. Estos vampiros se alimentan de sangre y una vez están abastecidos de esto, pueden alimentarse de comida normal sin problemas, si comieran estando necesitados de sangre la comida no los saciaría y sería como si no hubiesen comido nada. Son seres que les afecta la luz solar, pero solamente si es intensa, por eso, pueden residir en lugares que estén bastante nublados. Estos, tienen el control de hablar telepáticamente con otros y si beben la sangre de un humano u otro ser, pueden ver sus recuerdos. Solamente tienen una caráid en su vida, su alma gemela, y vivirá para protegerla y que nada malo le suceda.
Los puedes matar separándole la cabeza del cuerpo, o el corazón. También si los quemas o los expones durante mucho tiempo a la luz del sol»
Vampiros de Lena Valenti

«Kresley Cole ve a los vampiros como personas que están a punto de morir y son mordidas por vampiros, entonces cuando despiertan después de soportar un dolor infernal, ven que han sido convertidas en vampiros. Estos vampiros beben solamente sangre, pero cuando beben sangre hasta el extremo de ocasionar la muerte de su presa los ojos se les ponen rojos, también cuando se alimentan de sus presas tienen el poder de entrar en sus mentes y conocer todos sus recuerdos. Les afecta la luz solar ya que cuando les da directamente les quema la piel. Estos vampiros tienen el “poder” de teletransportarse a lugares en los que han estado anteriormente. Sus corazones no laten porque son seres que ya han muerto, y solamente tienen un cuerpo con alma, pero cuando encuentran a su Novia su corazón vuelve a la vida y comienza a latir de nuevo, esto también les indican que han encontrado a su pareja de vida.
Estos vampiros se pueden matar separando su cabeza del cuerpo o arrancándoles el corazón, y exponiéndolos a la luz solar durante un gran periodo de tiempo»
Vampiros de Kresley Cole


«Richelle Mead ve a los vampiro… bueno en sus libros son llamados Moroi o Strigoi, pero yo me voy a centrar en los Moroi, estos son seres que han nacido siendo vampiros. Estos se alimentan de sangre solamente, la mayoría viven en sociedades y tienen a humanos que se ofrecen voluntarios para ser los alimentos de estos, pero ninguno es asesinado en el proceso, y es que lo hacen porque la mordida les provoca adicción y necesitan ser mordidos de nuevo. Los que no viven en sociedades utilizan su poder de compulsión para engañar a los humanos y poder beber de ellos sin que estos lo recuerden luego. Estos vampiros aparte de tener la compulsión tienen otro poder que consiste en controlar uno de los elementos (tierra, aire, fuego, agua) y ahora también se puede controlar un nuevo poder llamado espíritu. Estos pueden salir a la luz del sol pero no por mucho porque les daña la piel.
Estos vampiros pueden ser matados si los estacas con una estaca de plata en el corazón, tanto a los Moroi, como a los Strigoi»
Vampiros de Richelle Mead



«L.J. Smith ve a los vampiros como seres que se pueden crear, que sucede cuando un vampiro le da de beber sangre a un humano y estos antes de que puedan eliminar la sangre de su organismo son asesinados, así pues, cuando vuelven a la vida lo hacen en forma de vampiros. Estos solamente beben sangre (y alcohol). Son seres que les afecta la luz solar, cuando esta los toca, la piel se les quema, pero puede remediarse gracias a unos amuletos que llevan con un hechizo hechos por brujas, que hace que puedan salir sin problemas. Estos vampiros tienen otra debilidad, y es la verbena, que es una planta que en cuanto la tocan también los quema, pero esto sin embargo aún no se conoce ninguna manera de evitarlo. Poseen el poder de la Compulsión que consiste en cuando estos miran a una persona/vampiro pueden convencerlos de hacer cualquier cosa que ellos quieran. Cuando son mordidos por hombres lobo no duran vivos por mucho tiempo más y es que su mordida es mortal.
Hay varias opciones para matar a un vampiro, puedes arrancarle el corazón o también clavarle una estaca directamente en él. Si le disparas o le estacas en otra parte del cuerpo, lo máximo que vas a conseguir es que se quede inconsciente por unos instantes. También otra forma de matarlos es dejarlos a la luz solar durante mucho tiempo. O que seáis un hombre lobo»
Vampiros de L.J. Smith


«Stephenie Meyer ve a los vampiros como seres que se pueden crear. Estos solamente se alimentan de sangre. Estos vampiros no les afectan mucho la luz solar, solo les afecta cuando esta luz es muy intensa, es decir, que si viven en un lugar que esté nublado no hay problema, y si les da mucho el sol, brillan. Sí, sí, como leen, estos vampiros brillan. Algunos de ellos nacen con dones, como ver el futuro, ver el pasado, leen la mente, dan ataques epilépticos…
Hay dos maneras de matar a un vampiro, y es separando su cabeza de su cuerpo, esa es la manera más eficaz y que no queda duda de que no va a volver a la vida, y también puedes quemarlo»
Vampiros de Stephenie Meyer


«Sergio Mendoza ve a los vampiros como seres que han sido creados por otros vampiros. Estos cuando “vuelven a la vida” no recuerdan nada de su antiguo yo y comienzan una vida nueva sin recuerdos, ni sentimientos. Lo único que los mueve es su sed de muerte y sangre, que es lo único de lo que se alimentan. Estos vampiros le afectan gravemente la luz solar, tanto que puede incluso matarlos si tienen una alta exposición. La plata los hace débiles, cuando son tocados por ésta sufren grandes quemaduras.
Se pueden matar exponiéndolos al sol o estacándolos con una estaca de plata»
Vampiros de Sergio Mendoza



Hasta ahora habíamos visto que los vampiros son seres que lo único que quieren de nosotros era beber nuestra sangre y matarnos luego. Pero gracias a vaaarios escritores nos están quitando esta idea de la cabeza, nos están dando a entender que los vampiros son seres buenos, que no quieren hacernos nada malo, que son como personas normales, solo que les afecta la luz solar y se alimentan de sangre humana, solo eso. Además nos enseña que los vampiros son aún más sexys que los protagonistas humanos de los libros, así que ya tenemos más para elegir en el catálogo, no solo protagonistas masculinos de libros, sino también protagonistas vampiros sexys masculinos de libros.
Pero hay que reconocer que también los escritores nos han enseñado que no todos los vampiros son buenos, sobre todos los que son un poquito más feíllos, de esos sí nos tenemos que defender porque no querrán ir a coger flores a un prado con nosotros precisamente. Así que si os encontráis un vampiro que es guapo, no un bombón que se te caería la baba en cuanto lo vieras, que sepas que ese vampiro es malo.
Así que ¿qué vamos a hacer si nos encontramos a un vampiro malo? Porque los escritores no se ponen de acuerdo de cómo son, y si no sabemos con detalle como son ¿cómo nos los vamos a quitar de encima?

Así que como la vez anterior, os dejo mi conclusión:

Mamá, sé que hay muchos peligros allí en la oscuridad, muchos, pero la vida no es fácil, y si yo quiero encontrar a ese bombón tengo que enfrentarme a ellos, así que no te preocupes, porque llevo mi chaqueta por si hace frío, y en el bolso llevo una estaca de madera y una placa fotovoltaica a pilas. Ah, y mamá, nos vemos para almorzar, pero si hay morcilla para comer, mejor no voy.

3 comentarios:

  1. Yo me quedo con la lucha y Dimitri Belikov de Mead.
    La sensualidad y poderío de los vanirios de Lena.
    Con Damon Salvatore en la serie por ser tan malote y tan amor.
    Y con los de Meyer por ser bondadosos y especiales ;)

    Uno solo... IMPOSIBLE! A mi que me muerda el que quiera, pero uno de los nombrados a poder ser jaja

    Un besote!

    ResponderEliminar
  2. Ohh buena recopilación de vampiros y autores! Me he reído mucho con tu conclusión final, y siempre he pensado que a los vampiros les gusta la morcilla
    Además es eso, no sabes si te vas a encontrar a un vampiro bueno o un asesino.

    Me ha gustado mucho :)

    ResponderEliminar
  3. Muchas Gracias chicas por sus palabras!!

    Me alegra mucho que os haya gustado mi entrada sobre los vampiros

    ResponderEliminar