Cumpliendo 6 años!!

martes, 8 de noviembre de 2016

Cumpliendo 6 años!!





Todavía no me puedo creer que hayan pasado 6 años desde que abrí el blog. Enserio, parece que fue ayer, si incluso me acuerdo de las primeras entradas que hice.

La verdad es que llevo semanas pensando en qué clase de entrada hacer que sea significativa. El año pasado hice el tag de 50 cosas sobre mí, y he pensado que ésta ocasión podría sincerarme. Me gustaría hacer un resumen de lo que han sido éstos seis años y contaros realmente lo que ha pasado por mi cabeza con el blog.
Así que os encontraréis con divagaciones, muchos puntos suspensivos, que me voy por las ramas… desde ya, lo siento.

Cuando comencé realmente no sabía a donde iba a llegar, no sabía si iba a ser duradero, os prometo que ni siquiera pensé que llegaría a estar activo por 6 meses. No suelo ser una persona constante, es más, ni sé cuántas veces he dicho “a partir del lunes voy a salir a correr”, y mucha gente iría el lunes, el martes, e incluso algunas irían el miércoles, yo sinceramente ni siquiera voy el lunes. Lo comencé porque mi prima se abrió un blog y me gustó la idea de poder compartir mis pensamientos sobre libros con personas, y que si había suerte poder charlar con otras personas sobre ellos.
En ese entonces no mucha gente tenía blogs literarios, creo que eran solo un par de cientos (parece mucho pero comparado con lo que hay ahora… eso no es nada), así que no tenía muy claro cómo iba a ser todo esto. Ni cómo funcionaba exactamente. Pero no sé… me hacía bastante ilusión.
Ni que decir tiene que mis primeras entradas eran horribles. Vamos, creo que deberían de decir “COMO NO HACER UNA ENTRADA” y al lado colocar una foto de alguna entrada mía de aquel entonces.
Creo recordar que incluso mi primera entrada fue anunciando la película de “Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Parte 1” y ahora me río de aquello porque ni siquiera soy fan de Harry Potter. Pero esa entrada tiene su explicación y es que varias personas que conozco son fans de la saga y estaban esperando la película y no sabían muy bien cómo iba a ser y tal, y yo las ayudé a buscar información y encontré en algunas páginas la fecha del estreno y el tráiler, creo recordar, y decidí subir una entrada que lo pusiera todo para ayudar a las personas que también buscaban esa información. Enserio, hice una presentación para romper tablones.
Enserio, en aquella época hacia entradas de lo que me daba la gana. Por ejemplo, en aquella época ya es cuando le cogí asco a Crepúsculo. Yo era fan, me leí los 4 libros e incluso hice cola para ver las películas, pero creo que todo el amor que le tenía a la saga de repente se convirtió en odio en la misma proporción, y ahora no puedo ni verlo. Pues tengo bastaaaantes entradas criticándolo, sobre todo a las películas y a los actores (sobre todo a Robbert Pattinson, es verlo y pongo mala cara). O por ejemplo tengo entradas de cuando descubrí quienes eran los presentadores mejores pagados de la Televisión Española, e incluso hice una gran investigación de si existen o no los vampiros (que por ciento, actualmente creo que es la entrada con más visitas de mi blog).
Enserio, me muero de vergüenza de lo que hice en aquella época. Pero como digo, no estaba muy puesta yo en el mundo blogger y no tenía muy claro todavía lo que se hacía.

Desde año siguiente como ya me centré más en lo que debería de ir un blog literario y tenía muchas más reseñas sobre libros. Pero como que todavía no terminaba de cogerle el tranquillo.
Publicaba cuando quería, cuando leía un libro y quería hablar de él, por eso hay semanas que no hay ni una sola entrada, meses que hay solo 4 entradas… Y lo que más me molesta ahora es el formato de las reseñas. (Suspiro) Por esto es que digo que no terminaba de cogerle el tranquillo. Algunas reseñas no tenían opinión personal. POR DIOS, NO TENÍAN OPINIÓN PERSONAL! Nikki, ¿por qué mierda subías una reseña sin dar tu opinión? Solo ponía mi puntuación y ya. Creo que era porque en aquella época no conocía de la existencia de Goodreads, y aunque no tuviera nada de lo que contar me gustaba decir más o menos lo que me parecía. Pero vamos eso no es excusa. ES HORRIBLE. Y otro formato que cogí en aquella época es el de que mi Opinión era hacer un maldito resumen del principio del libro. No, Nikki, No. Así no se hace una reseña. En una reseña vale que puedes explicar con tus palabras de qué va el libro, pero tienes que contar tu opinión, tus sentimientos, lo que te ha gustado, lo que no… Y encima tenía la estúpida manía de colocar preguntas al final en plan… “¿conseguirán los personajes superar las adversidades para estar finalmente juntos?”, pues obvio que sí, porque sino se llamaría drama y no novela romántica con final feliz. Y todo eso para que la persona que leyera la reseña le diera curiosidad y leyera el libro, pero vamos ya os digo que era estúpido.
Como os digo, sin duda ponen una foto de alguna de mis reseñas en esa definición.

Cuatro años después de aquellas entradas tan nefastas ya creo que he conseguido encontrar mi estilo.
Subo más de una reseña a la semana (actualmente mínimo 2), así siempre tenéis contenido nuevo y más libros para llenar vuestra lista de pendientes. Subo un día a la semana una entrada un poco libre, pero sin irme a Cuenca como me pasaba en los primeros años. No sé… me gusta. Y lo más importante. DOY UNA OPINIÓN PERSONAL EN CADA UNA DE LAS RESEÑAS. Sí, al fin he mejorado en eso. Si quiero hablar de un libro hago una reseña, si no tengo nada que decir o no soy capaz de estructurar fuera de mi cabeza una reseña, pues no la hago. No me permito más escribir esa clase de entradas, nop, nunca, never and never, no lo volveré a hacer más. Actualmente el sistema que sigo es que me gusta explicar un poco con mis palabras de qué va el libro, y ya luego pues hablo más sobre mi experiencia.

Creo que no lo hago mal… Y ahora es cuando hablo de temas profundos.
Han pasado 6 años desde que abrí el blog y os mentiría si dijera que no miro el número de seguidores que tengo. Y la verdad es que dentro de mí hay como una espinita que no deja de hacerme la misma pregunta ¿qué estoy haciendo mal? Porque he visto blogs que no tienen ni un año de vida y ya me superan, incluso me los duplican. Me sienta mal porque comencé en esto para compartir con otras personas mis opiniones sobre libros, y si no hay nadie a la que le interesa lo que digo ¿para qué seguir? Vamos a hacer sinceros, esto es un trabajo (dejadme que lo llame trabajo, aunque lo hago por placer), esto no es una cosa que en 10 minutos escribo una entrada, la publico y listo. Para nada. Me lleva tiempo, horas incluso hacer una sola entrada. Horas de hacer otras cosas. Si no obtengo ninguna clase de beneficio por el trabajo que obtengo… pues quizás me tenga que plantear no continuar.
Y sí, ni sé cuántas veces me he planteado ponerle el cierre. Pero al final no lo he hecho.
Decidí cambiar el chip, dejar de pensar en el número de seguidores, pensar que solo son un número, que eso no quiere decir que no le interese a nadie de lo que hablo, quizás esa gente que me lee no me siga, no sería tan raro. Si hay personas allí donde sea que le interese de lo que les hablo vale la pena todo el trabajo que me doy. Solo por esas personas. Porque es obvio que yo voy a seguir leyendo, lo único que no voy a escribir y compartir mis opiniones sobre los libros, pero siempre puedo hablar con mis amigos sobre los libros que leo (aunque les pondría la cabeza loca).
Y llegué a un punto en el que sinceramente lo pensaba cerrar de verdad.
Seguía leyendo, seguía reseñando. Y me tiré no sé… meses, sin exagerar, que ninguna de mis entradas tenía un solo comentario. Mi blog no es que tenga decenas de comentarios en las entradas, pero alguno que otro, tenía, quizás, dos, tres. Yo sinceramente me alegraba y me encanta leer comentarios.


Incluso durante esos meses tuve la oportunidad de que una autora se pusiera en contacto conmigo y me pidiera que si podía leer su libro y reseñarlo en mi blog. Estaba muy emocionada, porque era la primera vez que algo así me pasaba, y lo hice. Y me dio la oportunidad de hacer un sorteo en mi blog para que alguien más tuviera la oportunidad de leerlo, porque su libro aún no estaba publicado en España. El sorteo estuvo abierto durante un mes. Lo anuncié en Facebook, Twitter, incluso llegué al punto de mandarle mensajes privados a gente que seguía en Twitter diciéndoselo por si no habían visto la veintena de twitters que había escrito anunciándolo. Terminó el mes y solo se apuntó una persona.
Eso fue como el brochazo final. Era en plan: DESPIERTATE NIKKI!! ESTÁ CLARO QUE NADIE TE LEE, A NADIE LE INTERESA DE LO QUE HABLAS.
Y en ese momento lo tuve claro. Iba a dejar el blog. Incluso lo llegué a “dejar”.
Pero unas semanas después conocí a una chica por Twitter, (si lees esto perdóname pero no consigo recordar cómo se llamaba tu nombre de usuario), tenía un blog literario y justamente acababa de reseñar un libro que yo había leído hace poco y me había gustado mucho, así que decidí mandarle un tweet. Y así fue como comenzó una “amistad” entre ambas. Ésta chica era muy simpática y siempre estábamos hablando de libros, me recomendaba, yo le recomendaba. Y una día de repente me dijo: “oye, me he pasado por tu blog y he visto que llevas mucho tiempo sin reseñar, ¿no vas a reseñar el libro?” Y es que cuando dejé el blog me olvidé de borrar la url en mi perfil de Twitter. Y ella fue la que me convenció de que debía de escribir una reseña de ese libro que habíamos leído. Luego me apuntó a una LC que estaba organizando, y terminé reseñando el libro para la LC. Y poco a poco comencé a volver a publicar de nuevo.
Y sin darme cuenta, en menos de un mes de estar cerrado había vuelto. Hasta el día de hoy.
Actualmente no tengo contacto con ésta chica, con el paso de los años nos fuimos distanciando, lo que es una pena.
Y volvería a mentir si dijera que en la actualidad no vuelvo a pensar en ponerle punto y final, pero confieso que ahora se me hace más complicado que en el pasado.
He conocido a gente maravillosa, como mis Librófilas, que son la alegría de mi día a día. Excepto a dos, al resto no las he visto en persona, pero a todas las considero como mis amigas, e incluso se acuerdan más de mí que amigos que he tenido de toda la vida. Me encanta hablar con ellas, gastarles mis bromas absurdas, y contarles mis chistes malos, y que incluso se ríen con ellos. No recibir regalos por cumpleaños desde hace años pero ellas se acordaron de mí y tuvieron el gran detalle de mandarme cositas. Vamos, que aunque me hubiesen mandado un paquete de caramelos ya me hubiese emocionado porque tuvieron un detalle enorme. Que son las primeras personas que les cuento cuando algo malo me pasa, o algo bueno. Y que incluso algunas se ofrezcan a ser mi coartada cuando quiero matar a alguien.
El blog ha conseguido ayudarme a plasmar en papel lo que se me pasa por la cabeza. Siempre he sido una persona con imaginación. Se me pasan miles de historias por la cabeza. Pero nunca he tenido la habilidad de conseguir sacarme eso de la cabeza e imprimirlo en papel. Pero el “obligarme” a sacar de mi cabeza mis pensamientos sobre lo que me parece cada libro me ha servido como ejercicio y poco a poco voy mejorando en ello.
Yo he sido un caos siempre, nunca sé dónde pongo las cosas, no me cuerdo de las citas, las tareas que tengo que hacer, no se llevar una rutina… Pues el blog me ha ayudado, aunque no publico entrada siempre que termino un libro, tengo un calendario para ir programando mis entradas, y siempre intento nunca pillarme los dedos para hacer las entradas con tiempo, que me dé tiempo a pensar lo que escribo, a escribirlo, a revisarlo, publicarlo, retocar si hace falta… Así que como que me ha obligado a seguir una organización, y actualmente se ha transportado a mi vida, ahora también tengo un planificador y voy apuntando todo lo que tengo que hacer a lo largo del mes, veo el tiempo que tengo, me organizo para hacerlo todo con tiempo…


¿Cómo voy a cerrar algo que me ha dado tanto? Y quién sabe lo que aún me tenga preparado…


3 comentarios:

  1. ¡¡¡Muchas felicidades por esos seis años!!! Y todos los que tienen que venir porque no se te ocurra dejar el blog. Las librófilas molamos un monton y nos lo pasamos de rechupete por whatsapp (menos cuando me encuentro 400 mensajes sin leer -.-) xD Las amistades van y vienen pero las verdaderas, aunque pase el tiempo, siguen ahi. Puede que tu amiga de twitter lea esta entrada y retomeis la amistad. Espero seguir viendote por aqui mucho tiempo.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Hola Nikki no tenía ni idea de que llevarás tanto tiempo en blogger, me ha encantado tu entrada, creo que el NaNo te va a ir bien ya lo verás, logras captar la atención con tus ideas locas y eso ya es un buen comienzo. Normal que hayas pensado en dejarlo creo que incluso disfrutando con lo que haces y que todo vaya más o menos bien siempre puede haber días malos que te hagan plantearte si realmente las cosas que haces merecen la pena, pero creo que tú misma te has dado la respuesta, aunque no pasara nadie (eso no va a ocurrir) el hecho de tener el blog te ha servido a ti para crecer como persona, para mejorar y para verte desde otro punto de vista, valorarte más y saber que cuando quieres hacer algo solo tienes que trabajar en ello para ver que lo puedes conseguir, y eso ya es una gran satisfacción personal, después lo que piensen, hagan y opinen los demás es cosa de ellos, no podemos cambiar eso y tampoco deberíamos dejar que nos afectara tanto aunque lo haga. Yo también estoy disfrutando mucho más desde que os conozco, me hacéis reír y disfrutar mucho de nuestras locuras juntas. Ojalá que continúes disfrutando con el blog que es lo más importante y lo que más tienes que valorar. Felicidades y a por otros seis años más.

    ResponderEliminar
  3. Hola corazón... bueno, blogger tiene lo bueno y lo malo
    yo también he tenido mejores y peores épocas, pero me alegro de estar aquí, especialmente por haberos conocido a vosotras y tener lo que tenemos
    sabes que más allá de nuestros gustos y no gustos, te tengo muchísimo cariño, te quiero muchísimo y eres una de las personas más valiosas que tengo en mi vida, y por nada del mundo quiero perderte :)
    Con eso me quedo
    un beeeeeeeeeeeesote
    PD. Mi mama y yo te esperamos en verano, esperamos que vengas

    ResponderEliminar