Amante Mío

domingo, 6 de noviembre de 2016

Amante Mío

Título: Amante Mío
Título Original: Lover Mine
Saga: La Hermandad de la Daga Negra #8
Autor/a: J.R. Ward
Género: Romántica Adulta Paranormal
Idiomas:  
En las oscuras esquinas de la noche de Caldwell, Nueva York, se está produciendo un conflicto como ningún otro haya sucedido antes. Dividida durante mucho tiempo como un terrorífico campo de batalla para los vampiros y sus enemigos, la ciudad es el hogar de un grupo de hermanos nacidos para defender a su raza: los vampiros guerreros de la Hermandad de la Daga Negra.
John Matthew ha pasado por muchas cosas desde que fue encontrado viviendo entre humanos, su naturaleza vampira desconocida para él y los que lo rodean. Tras ser acogido por la Hermandad, nadie podría imaginar su verdadera historia o su auténtica identidad. De hecho, Darius, el Hermano caído, ha regresado, pero con un aspecto diferente y un destino distinto. Cuando una despiadada venganza personal conduce a John al corazón de la guerra, necesitará amar a quien es y a quien una vez fue para enfrentarse a la maldad encarnada.
Xhex, una asesina sympath, se ha resistido durante mucho tiempo a la atracción existente entre ella y John Matthew. Habiendo ya perdido a una amante a causa de la locura, no permitirá que un macho de valía caiga presa en la oscuridad de su retorcida vida. Sin embargo, cuando el destino interviene, ambos descubren que el amor, como el destino, es inevitable entre almas gemelas.


Este libro puede ser inadecuado para menores de 18 años debido a su contenido sexual, violencia y/o adicciones. Si decides leerlo es bajo tu responsabilidad.






Tengo que decir dos cosas antes de comenzar a reseñar el libro. La primera es que conforme sigo avanzando tengo menos ganas de continuarla. Me da la sensación de que cada vez se parece menos a esa escritora que escribió mi libro favorito (Amante Eterno), incluso parece otra persona. Y la segunda es que en general la historia está bien, la historia entre los protagonistas es interesante, atractiva, llena de acción, misterio… pero es que ha habido tantas cosas que no me han gustado que se me hace imposible darle más nota.

John Matthew, hace años que lo conocemos, más concretamente desde el segundo libro, es decir, lo conocemos desde hace 7 libros. Lo hemos visto salir de la calle, tener una familia que lo quiera, perder a una persona muy querida para él, crecer, hacer amigos, descubrir quién es su verdadera familia, pasar por la transición, enamorarse… Es que hemos pasado tanto con él que se te hace imposible no quererlo.
Ha tenido una infancia y una adolescencia terrible y eso lo ha convertido en un chico reservado que no comparte sus sentimientos y sus recuerdos con nadie. Pero también es calmado, comprensivo, leal, un fiel amigo… Es un chico con grandes valores y muy buena persona. Y utiliza lo que le ha pasado para comprender a las personas cuando viven algo de lo que él ha pasado, y es la persona idónea para ayudarte a sanar.

Xhex, es mitad vampiro y mitad symphath. Ha pasado también por muchas cosas en el pasado, tanto que se ha convertido en una guerrera, una luchadora, una asesina, una chica fuerte que no permitirá que nadie luche sus guerras. No quiere ataduras, no quiere abrirse a la gente, es una solitaria. Pero finalmente se cruzó en el camino de Rehv y es su mano derecha, y lo quiere como si fuese un hermano para ella.


Xhex fue secuestrada por un restrictor muy poderoso. Es secuestrada, maltratada e incluso violada repetidamente. Mientras que ella está siendo retenida las personas que la aprecian están buscándola desesperadamente, sobre todo John. El no tener una pista de su paradero lo está volviendo loco, no come, no duerme, no deja de buscar, incluso se pone en peligro. Pero gracias a la fuerza de voluntad de Xhex es ella misma la que consigue liberarse de su secuestrador. Ahora que finalmente está libre comienza a darle una oportunidad a los sentimientos que está sintiendo por John.

—Quisiera que tú y yo siguiéramos juntos. —Xhex tragó saliva —. Lo más fácil es escapar, liarse la manta en la cabeza y acabar con todo. Pero yo soy una guerrera, John. Siempre lo he sido. Y, si tú me aceptas… quisiera pelear a tu lado, eternamente. —Le tendió la mano con la palma hacia arriba—. ¿Qué me respondes? ¿Aceptas a una symphath?


Como ya es típico en Ward tenemos historias paralelas. La que más me gustó fue obviamente Quinn y Blay.
Sin duda ésta pareja nos está haciendo sufrir y aún tendremos que sufrir más porque todavía nos queda para leer su libro y poder respirar tranquilos.
Desde que Blay le confesó a Quinn que era gay, y no solo eso, sino que también estaba profundamente enamorado de él, su relación ha sido tensa, y se han ido distanciando. Quinn es un mujeriego, y Blay sufre cada vez que ve a Quinn teniendo sexo con alguna chica, porque no es que se oculte mucho, así que su corazón se va rompiendo poco a poco. Pero no puede hacer nada para cambiar esto porque Quinn no siente lo mismo por él. O eso creíamos. Y es que Blay intenta pasar página saliendo con un chico, y comprobamos que Quinn no es tan inmune como creíamos, está celoso, nervioso, incluso malhumorado.


Ahora vamos a continuar con las cosas que no me gustaron de la historia:
Jamás me habéis oído quejarme de que un autor repita una palabra o una frase sin cesar, o que siempre utiliza una muletilla. Nunca. Mayormente porque nunca me fijo en esas cosas, me pasan desapercibidas. Pero en éste libro no ha pasado así. No sé si era la edición de mi libro, la traducción al español que se había hecho o que verdaderamente Ward lo escribió así, pero no sabéis lo histérica que me puso. Y es que en muchas, pero cuando digo muchas es muchas, ocasiones sustituye el nombre de John por “el enamorado”, y a Xhex por “la amada”. ¿Por qué? Existen sus nombres, los pronombres, la omisión (solo cuando sabemos perfectamente de quien se está hablando). Y además esos “apodos” son horribles, son cursis y relamidos, y no hacía ninguna falta utilizarlos. Y es que en muchas ocasiones utilizar esas coletillas quedaba horrible. ¿Cómo queda decir “el enamorado cargó la pistola y se la entregó a su amada”? ¿Soy la única que le da la sensación de que esa frase está sacada del pasado?

Otra queja, y es que sigue habiendo muchas historias paralelas. He visto una reducción en éste libro, pero sigue habiendo demasiadas (menos mal que ha acortado sino se hubiese escrito un libro de 1000 páginas). Incluso hay una que aun habiendo terminado el libro sigo pensando que sobra.
Cuando comencé a leer esa historia paralela os prometo que pensé que era una historia que se había colado en el libro, no nombraban a ningún hermano, ningún vampiro, solo a un fantasma en una casa. ¿Qué tiene que ver eso con la saga? Seguía avanzando y seguía sin saber que leches hacía allí. Y lo peor es que terminé la historia y todavía no lo entendía. Al final del libro (literalmente, fue en el último capítulo) se los nombra, y ya. ¿Era realmente necesario contar tantos capítulos sobre esa historia o se podría haber puesto en uno resumido si tan necesario era?

Otra cosa que me chocó bastante es que al principio del libro John se hizo un tatuaje en la espalda con el nombre de Xhex, por si estaba muerta llevar una parte de ella siempre con él. Es un secreto, no le dice a nadie que lo hace. A lo largo de la historia ambos tienen muchas escenas de sexo, escenas de ducha, escenas con un John con el torso al descubierto. Y en ninguna de tooodas esas escenas Xhex se fija en el tatuaje. Y yo me quedé pensando ¿enserio no se ha dado cuenta de él? Que no es un simbolito en una esquina remota de su cuerpo, que es un tatuaje que cubre completamente sus hombros. Incluso en una escena se duchan juntos, enjabonándose mutuamente y no se fija. Es como que a la autora se le olvidó que estaba. Pero eso sí, en el momento de que Xhex no está segura del amor que siente por John hacia ella lo ve y ya no tiene dudas. Oye, pues qué casualidad ¿no?

Aquí tenía otra oportunidad para enterarme finalmente como son los sympath y… maldita sea, sigo exactamente igual. Y es que me ha dado la sensación de que a Ward se le ha olvidado que Xhex era una sympath. Solo he visto 3 veces que se hacía referencia, una ha sido cuando hablaba mentalmente con Rehv, otra cuando la examinan de cierta manera para saber si de los abusos que ha recibido ha quedado embarazada y la última que puede salir por el día sin ser chamuscada.
Creo que ya he perdido la oportunidad de enterarme cómo son los sympath, y lo peor es que con lo que me han contado no siento que sean tan terribles como para mandarlos a una colonia que está a tomar por culo. Solo son… diferentes. Pero vamos los vampiros viven en una sociedad con humanos, no es que ellos sean tampoco lo más normal del mundo.



Éste ha sido un libro que toca la fibra sensible al lector ya que después de tanto tiempo que hemos estado al lado de John que al fin encuentre el amor y esa felicidad que le fue privada desde que fue solo un niño, pues nos hace muy felices. Ambos personajes que parecen muy diferentes comienzan a aprender a amoldarse entre ellos sin perder su esencia. Y eso me gustó. John no le pide a Xhex que deje de luchar, que sea como una shellan como el resto que espera a sus hellren en casa, él solo le pide que nunca lo deje atrás, que sean un equipo.


3 comentarios:

  1. John es John.. el libro es bonito, pero ya sabes que a mí la Ward no me llega tanto
    soy más de Sherri jajajaaj
    y bueno, hay cosas que telita..
    en este libro hay algunos momentos TOP y otros de PAJA TOTAL xD
    un beesito

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!
    Pues me está pasando lo mismo, según pasan los libros se me van quitando más las ganas de leerlos xD es un desastre total. Tengo ganas de leer la historia de Jhon, pero es eso, que mete tantas cosas en la historia que te mata del aburrimiento xD A ver qué tal te va en el siguiente, pero viendo las páginas también que tiene, me hago a la idea de que también tiene paja para dar y vender :/
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Hola Nikki no te veo muy animada para terminar la saga, yo creo que las cosas que dices que no te gustaron a mí tampoco me harían mucha gracia, lo del tatuaje parece de risa :) en fin yo intentaré, ya que habéis insistido bastante en ello, en darle una oportunidad a los tres primeros y ahí ya podré saber que me parece Ward y su hermandad de la daga negra. Ánimo Nikki ya te queda uno menos para terminar la saga.

    ResponderEliminar