Hablando de... Lo que me gusta/no me gusta en los romances

miércoles, 15 de abril de 2015

Hablando de…
Lo Que
ME GUSTA/NO ME GUSTA
en los Romances

Creo que ya es sabido por todos aquí que una historia con un buen romance consigue atraparme por completo en un libro. Pero también admito que no todos los romances me gustan, soy un poco especial para ellos así que voy a hacer un repaso de las cosas que me gustan y las que no en un romance.


1.      Me gustan que las relaciones entre los protagonistas sean de a poco a poco.
¿Eso de verse y pensar automáticamente que esa persona está destinada para ti? Emm… como que no, lo siento, no es lo mío.
Para mí una buena relación comienza cuando ves a esa persona y quieres conocerla, quieres saber más de ella o incluso permito que puedas ver a una persona y sentir deseo por ella. No está mal. No veo natural ver a alguien procesarle amor eterno, las cosas de a poquito a poquito.

2.      Que no sea pastelosa
Enserio, no soy una persona romántica, pero puedo leer romántica, pero no puedo con las situaciones demasiado pastelosas. Que cada 3 segundos se estén besando, que se estén diciendo cuanto se amen, que no dejen de meterse mano… NOOOOO
Hay que hacer las cosas de forma moderada, se pueden besar, acariciar, confesarse amor pero no hace falta que sea cada tres segundos.

3.      Que sus personajes se encuentren con un problema
Me gusta que las historias románticas tengan más que lo romántico. Un pasado con problemas que tiene que salir a la luz, personas que se ponen entre medias, asesinatos, secretos, misterio…
Que los protagonistas tengan problemas que tienen que hacerle frente, que tengan que hacerse fuertes, que sepan en quién pueden confiar, que puedan compartir sus problemas…

4.      El romance que se hace de rogar
Me gusta cuando uno de los personajes aunque esté enamorado de la otra persona no lo dice. Sí sé que hay momentos en los que frustra y quieres gritarle, pero sinceramente da mucho juego a una historia. Además ver como la persona que sí lo ha confesado intenta demostrarle a esa persona que él/ella es lo que necesita en la vida, que serán felices, que no tiene que tener miedo… enserio, me derrito.

5.      Tiras y aflojas
Me enamoran los chicos/chicas que son bastante bromistas, que toman el pelo. Hace que en algunos momentos salten las chispas. Y eso me encanta.
Esas discusiones entre ellos aunque en el fondo todos sabemos que se desean con locura.



 1.      Que se procesen amor eterno la primera vez que se ven
Solo permito procesamiento de amor eterno cuando tienen problemas mentales. Enserio sería un poco escalofriante. Te veo en una cafetería me enamoro terriblemente de ti, sueño contigo, te busco, te llamo, te mando flores, te digo que te amo… ¿No os da un poco de miedo? Parece un poco psicópata.

2.      Las relaciones tóxicas
No me gustan esas relaciones en las que uno de los personajes quiere una cosa y no está dispuesto a cambiar aunque quiera a esa persona, y la otra persona en cuestión lo quiere tanto que no está dispuest@ a perderl@ así que acepta todo lo que esa persona está dispuesto a ofrecerle aunque eso no le haga feliz. No, de verdad. Esas relaciones me duelen mucho, se me encoje el corazón leyéndolas.

3.      Que todo sea maravilloso, lleno de flores y arcoíris
No puedo con que todo sea maravilloso y rosa. Que por ejemplo que a sus personajes le de igual lo que ocurre a su alrededor que solamente estén preocupados por ellos mismos, da igual que haya un apocalipsis zombi que si ellos pueden darse la mano y besitos son felices.

4.      Dependencia
Me pone realmente enferma cuando veo que uno de los personajes ya no concibe su vida sin la otra persona, que no pueden estar separados ni un día, que necesitan tenerlo cerca para que le transmita fuerza, que tiene que hablar sus problemas con él para que se los solucione… ¡No! Stop. Esa persona estará contigo en las buenas y en las malas pero no es la persona que se tiene que hacer cargo de ti, no eres pequeño, puedes enfrentarte a tus problemas. Además es bueno que las parejas tengan un tiempo separados, es sano. Enserio, odio que se creen dependencia, de que ya no te importe tu felicidad, solo te importa que la otra persona sea feliz, los personajes tienen que buscar su felicidad y ser feliz con esa persona.

5.      Triángulos Amorosos
No iba a poner ésta pero enserio odio los Triángulos Amorosos. No es por nada, pero yo siempre (casi el 75% de las veces) termino enamorada del personaje con el que no se queda la protagonista y me duele. Yo quiero que sean felices juntos, porqué mierda se tiene que quedar con el estúpido que no vale nada. Enserio me pongo mala.



Alguien piensa que tengo un problema con el tema de las bodas en los libros de romántica, y reconozco que es verdad, pero solo en ciertos momentos.
No soporto cuando los personajes al fin después de cientos de páginas al fin se declaran que están enamorados uno del otro, y en vez de ponerse a salir como novios deciden que es el momento oportuno para casarse. ¡NOOOO! ¿Por qué tiene que ser tan rápido? Si tenías prisa haberte declarado decenas de páginas antes. Tómate tu tiempo, conoceros bien, pensad las cosas… Creo que el matrimonio es una cosa que hay que pensarlo detenidamente no es una cosa de me quiero casar contigo ya, vámonos a Las Vegas y casémonos.  Si quieres que estéis en modo súper serio en vez de que seáis novios podéis pasar a ser prometidos. Da igual que quieras una boda más grande o más pequeña, es una cosa que hay que pensarlo. Eso es lo que no soporto.
Es más he leído libros que comienzan con una boda por temas de territorio, por herencia, por venta de personas… y no lo he visto mal, entre comillas, porque es una situación que está justificada. Hay prisa, pero por la situación que se da.
Y es verdad que tengo más problemas con el tema de las bodas con la novela histórica. Porque ya digo no soporto las bodas que ocurren deprisa y corriendo. Pero dudo que en la antigüedad no existiesen los noviazgos por 1 año, o prometerse por 1 año… ¿Enserio hace falta que me pongáis los dos últimos capítulos como preparan una boda deprisa y corriendo para casarse en una semana? No. Me podéis poner que acepta casarse, y un epílogo de varios meses después de la boda, felices, no me tenéis que decir que la boda se ha celebrado 3 días después de que él/ella finalmente le dijera que lo quiere después de 400 páginas de libro. No. Enserio. Es innecesario y me irrita. ¿De verdad en la época de que los coches eran tirados por caballos no existía el noviazgo? Me cuesta creerlo. Hay que conocerse digo yo. ¿Y si te casas y descubre días después que tu marido es un sonámbulo que va por la casa con cuchillo en mano? Si lo hubieses conocido con anterioridad lo hubieses sabido. Además, que leche, en esa época en la que aún vivía Matusalén no había el divorcio, ¿y si descubres que tu marido es un cabrón?
Que no. Que no me vais a convencer. Si la boda está justificada lo acepto. Y exijo mi derecho a enfadarme si se declaran los protagonistas y luego le pida matrimonio, acepte y se casen en una semana. No, exijo cabrearme porque ahí tiene que haber un noviazgo de por medio o estar prometidos.

Lo admito, me gusta la romántica pero no acepto toda
¿Qué tiene que tener una historia con romántica para que te guste?

5 comentarios:

  1. Hola Nikki estoy casi de acuerdo en todos los me gusta, incluso el de que sea pastelosa dependiendo el grado lo puedo aceptar, me encantan los tiras y aflojas, enfadarse y reconciliarse es divertido en muchas ocasiones y da mucho juego. Y con respecto a los no me gusta pues en general también estoy de acuerdo, lo de las bodas exprés pues me da un poco igual, si hay boda bien aunque sea al día siguiente y no pasen por el noviazgo (aunque siempre es recomendable conocer a la otra persona para que las cosas vayan mejor) y si no hay boda pues igual, no es algo que me moleste, bueno con estas premisas ya sabremos qué libros recomendarte y cuáles no.

    ResponderEliminar
  2. Coincidimos en todo jajaja ! :D en especial con los triangulos, no me pasa lo mismo que a vos, pero los detesto con toda el alma :B
    Besos !

    ResponderEliminar
  3. que cansina eres hija...
    no te puedes poner a leer romántica histórica y pretender que la gente viva como ahora
    además, no siempre se prometen de un día para otro y se casan al siguiente
    es que no sabes verlo con perspectiva x)

    en cuanto a lo que no te gusta...
    me parte que no te gusten las relaciones tóxicas, la dependencia, y que todo no sea de repente..
    porque en Bully no pasan del amor al odio en un momento, verdad?
    ni él es un capullo con ella un día sí y otro también
    y no son super mega dependientes el uno del otro., cieerto? jajaja

    lo siento, te lo tenía que decir..
    yo es que depende del romance y de la manera de narrar de la autora..
    y las bodas en las vegas me parecen una cutrez enorme, no me gustan NADA

    un besito

    ResponderEliminar
  4. que cansina eres hija...
    no te puedes poner a leer romántica histórica y pretender que la gente viva como ahora
    además, no siempre se prometen de un día para otro y se casan al siguiente
    es que no sabes verlo con perspectiva x)

    en cuanto a lo que no te gusta...
    me parte que no te gusten las relaciones tóxicas, la dependencia, y que todo no sea de repente..
    porque en Bully no pasan del amor al odio en un momento, verdad?
    ni él es un capullo con ella un día sí y otro también
    y no son super mega dependientes el uno del otro., cieerto? jajaja

    lo siento, te lo tenía que decir..
    yo es que depende del romance y de la manera de narrar de la autora..
    y las bodas en las vegas me parecen una cutrez enorme, no me gustan NADA

    un besito

    ResponderEliminar
  5. Estoy de acuerdo contigo en todos los puntos que me gustan y los que no me gustan. En cuanto al tema de las bodas no me mosquea tanto como el de los embarazos. ¿Por que siempre tiene que terminar el libro con el embarazo de la protagonista y todo el mundo tan contento? Y a las personas que nos les guste tener hijos, ¿que? En fin, pero esto son topicazos que no se van a cambiar, tengo la impresion.

    Saludos

    ResponderEliminar