Amor con amor se paga

martes, 31 de octubre de 2017




Título: Amor con amor se paga
Título Original: One Good Earl Deserves a Lover
Saga: Las Reglas de los Canallas #2
Autor/a: Sarah MacLean
Género: Romántica Adulta Histórica
Goodreads
Lady Philippa Marbury es... rara.
A pesar de ser hija de un marqués, Pippa está más preocupada por los libros que por los bailes, por la ciencia que por disfrutar de la temporada, por su laboratorio que por el amor.
La brillante joven arde en deseos de casarse con su simplón prometido y vivir el resto de su vida tranquila, rodeada de sus perros y de sus experimentos científicos, pero antes de que eso ocurra tiene por delante catorce días para investigar sobre las partes más misteriosas y excitantes de la vida conyugal.
No es demasiado tiempo, así que para satisfacer sus objetivos necesita que la guíe alguien familiarizado con los rincones más oscuros de Londres.
Necesita... un canalla.
Necesita a Cross, el inteligente propietario de uno de los más exclusivos clubs de juegos de Londres. El hombre con la reputación perfecta para mostrarle el lado perverso de la vida. Sin embargo las reputaciones a menudo esconden oscuros secretos y, cuando la poco convencional Pippa le propone que la instruya en la parte científica de las emociones, Cross tendrá que recurrir hasta a la última gota de su fuerza de voluntad para resistirse y no dar a la dama mucho más de lo que está reclamando.

Este libro puede ser inadecuado para menores de 18 años debido a su contenido sexual, violencia y/o adicciones. Si decides leerlo es bajo tu responsabilidad.



Cuando terminé el anterior libro de esta saga "Un canalla siempre es un canalla" me quedé un poco... decepcionada, no estaba mal, pero no me encantó como me han gustado otros libros de Sarah, pero no por eso decidí no seguir con la saga, es por eso que os vengo a decir que este segundo libro ME HA EN-CAN-TA-DO.

Lady Philippa ya la conocimos en el anterior libro, y es que es la hermana de Penelope. Como nos quedamos en el anterior libro, Pippa se encuentra prometida con el conde Castleton, no es un matrimonio por amor, pero lo considera un buen hombre, con el que podrá ser feliz. La raíz de la historia se da cuando Pippa se da cuenta de su total desconocimiento de lo que se espera de una mujer casada. No hablo de las tareas que tendría que desarrollar, como cuidar de la casa, la familia..., hablo de temas de cómo se besa, que le espera en el lecho... y lo que le surge más duda y desde que lo escuchó no se lo quita de la cabeza ¿para qué se utiliza la lengua?
Quedan dos semanas para su matrimonio así que decide pedir ayuda a Cross, otro de los socios del club de El Ángel Caído, para que él, que tiene mucha fama de mujeriego le pueda responder todas las preguntas que le surgen, ya que nadie de su confianza -como pueden ser sus hermanas- se las quiere responder porque consideran indecoroso que se hable de esos temas.
¡Qué Dios le ayudara! Quería besarla hasta hacerla perder la conciencia. ¡Qué más daba que fuera rara! De hecho, quería besarla hasta que perdiera la conciencia porque era rara.
-Pippa... -comenzó, aunque sabía que no debía hablar.
-No me diga que no es cierto -le interrumpió ella -. Lo sé, soy rara.
-Sí, lo es.
Ella frunció el ceño.
-Bueno, tampoco hace falta que sea tan sincero.

Aunque el tema que trata el libro parece una cosa pequeña, que incluso parece que se resolverá en cuestión de un par de capítulos, para nada ocurre algo así. Desde la primera página me mantuvo enganchada, es más, yo al igual que los que hayáis leído el libro estábamos deseando y suspirábamos para que finalmente ocurriera algo entre Pippa y Cross. Y maldita sea, sí que se han hecho de rogar. Cada vez que estaban juntos las chispas saltaban entre ellos, pero no estaba pasando absolutamente nada, y no dejaba de gritar "¡pero bésala, la tienes solo a unos centímetros de ti!", "no te rindas", "¡confiesa de una maldita vez lo que sientes!". Enserio, en más de una ocasión estuvo a punto de provocarme un ataque al corazón.

Philippa se siente como una mujer rara, no solo de su familia, sino comparando con el resto de mujeres del mundo. Ella lo sabe y la gente de su entorno no deja de repetírselo. Tiene una mentalidad científica, ama todo el tema de la anatomía y la botánica. Le gusta conocer cosas, estudiar, aprender, descubrir... Por eso se le considera rara, porque le gusta tener su cara enterrada en sus libros que ir a la modista a comprarse un nuevo libro.
Personalmente me encanta Pippa, me parece una chica increíble. Es honorable, leal, justa... A mí me encantaría ser su amiga, además tiene muchos momentos graciosos.
Cross, es un hombre misterioso, otro de los dueños del club. Todo lo que se sabe de él son los rumores que deambulan, y como todos sabemos, no se puede confiar en todo lo que se dice. Al igual que el resto de sus compañeros tiene un pasado que ocultar y un pecado que purgar.
Y como no, vuelvo a enamorarme de estos personajes masculinos, ¿y cómo no hacerlo? Si es que es tan... tan... no, mejor descubrirlo vosotros mismos.
Me ha encantado como ha estado narrado el libro, a dos veces, tanto la de Pippa como la de Cross, así hemos podido saber a la perfección lo que pensaban y sentían ambos personajes.

Este libro nos narra la historia de amor entre dos personajes: uno que creía que no existía una persona que la comprendiera, y otro que no pensaba que llegaría a enamorarse jamás. Pero que se complementan perfectamente. Una historia que engancha desde la primera hasta la última página Sarah MacLean vuelve a enamorarme con otro de sus libros.



Otras Reseñas Relacionadas:

1 comentario: