Hablando de… Debilidades

martes, 27 de diciembre de 2016

Hablando de
Debilidades

Creo que cuando llevamos un tiempo leyendo comenzamos a crearnos unos gustos, empezamos a descubrir qué géneros son con los que nos sentimos más cómodos leyendo y con cuáles no. No digo que seamos de un solo género, sino que nos suele tirarnos más un género en específico.
Pero bueno, de eso no es lo que quería hablaros hoy. De lo que quería hablar era que aparte de géneros también comenzamos a crearnos un gusto específico por ciertas cosas, es decir, vemos esa palabra o esa frase en una sinopsis y como que se enciende un interruptor en nuestro cerebro que nos dice: “tienes que darle una oportunidad a éste libro, da igual si te gusta o no, tienes que llevártelo a casa”.
Hablo de cosas como que en la sinopsis contenga la palabra lord, policía, vampiro, madre soltera, amor imposible, motorista, deportista…

Y como estamos hablando de estas debilidades y a mí me gustaría que me contarais las vuestras, os voy a contar una de mis debilidades a la hora de elegir un libro.
Una cosa que tiene que tener un libro para que me llame inmediatamente la atención es un personaje que lo ha pasado muy mal en la vida. Pero no solo eso, sino que al final consiga salir de esa situación.
Personalmente soy una persona que me gusta leer un libro con un final feliz, no me gusta un libro con un final triste, da igual que sea lo más adecuado para la historia. En mi interior sé que ése es el final que se merecía la historia, es el idóneo, pero me deja tan mal sabor de boca… no, lo siento me cuesta leer un libro que sé que va a terminar mal (adiós Nicholas Sparks). Y eso creo que es debido a que ya veo que la vida nos da muchos finales tristes, que aunque nos esforcemos mucho las cosas no salen como nosotros queríamos, que la persona que te gusta no te corresponde, que algo sucede y trastoca todos tus planes de futuro, que hay personas que te traicionan por la espalda… Ya me entendéis, la vida no suele ser de color de rosa en la mayoría de las ocasiones.
Me gusta leer cómo estos personajes que lo han pasado mal ya sea porque han sufrido maltrato en sus casas, han sufrido bullying, están relacionados con el mundo de las drogas, sean terriblemente pobres, han sufrido violaciones, son abandonados… pero éstas personas que aun habiéndolo pasado tan mal siguen teniendo un corazón que no les cabe en el pecho, siguen levantándose día tras día e intentando ser fuertes, seguir adelante, buscarse un mejor futuro. Y al final… lo consiguen. Llamadme loca pero me encantan éstas historias que terminan así de bien, parece que vuelvo a respirar cuando personas que han sufrido tanto tienen al final su momento feliz.
No sé… Me llena de alegría ver que éste protagonista (que al final le coges mucho cariño y lo quieres un montón) al final le salen las cosas bien, y como que me da un subidón de energía en plan, si me esfuerzo yo puedo conseguir hacer lo que me proponga.
Tengo muchas otras debilidades, pero creo que de éste estilo son los que más he leído. Os voy a poner algún ejemplo de algunos libros que tienen ésta temática: “Te esperaré” J. Lynn. La Saga Cazadores Oscuros de Sherrilyn Kenyon (porque para qué vamos a mentirnos éstos pobres hombres lo han pasado canutas y ahora encontrando el amor están encontrando su happy ending). “Offside” Shay Savage. “La Coincidencia de Callie & Kayden” Jessica Sorensen



Y bueno, contadme, vosotros tenéis alguna debilidad que lo veáis escrito en la sinopsis de un libro y como que os grita que os lo llevéis a casa (sí ya sé que todos los libros os gritan para que lo hagáis, pero centraros en lo que os pido -_^ )


No hay comentarios:

Publicar un comentario