A thousand boy kisses

viernes, 2 de diciembre de 2016

A thousand boy kisses

Título: A Thousand boy kisses
Título Original: A Thousand boy kisses
Saga: -- AUTOCONCLUSIVO --
Autor/a: Tillie Cole
Género: New Adult
Idiomas:  
Un beso dura un momento.
Pero mil besos pueden durar una vida.
Un niño.
Una niña.
Un vínculo que se forjó en un instante y valioso por toda una década.
Un vínculo que ni el tiempo ni la distancia pueden romper.
Un vínculo que durará para siempre.
O eso es lo que ellos creen.
Cuando Rune Kristiansen de diecisiete años de edad, regresa de su Noruega natal a la tranquila ciudad de Blossom Grove, Georgia, donde se hizo amigo de Poppy Litchfield siendo un niño, tiene una sola cosa en su mente. ¿Por qué la chica que era la mitad de su alma, que prometió esperar fielmente su regreso, lo dejó sin una palabra de explicación?
El corazón de Rune se rompió hace dos años cuando Poppy se quedó en silencio. Cuando descubre la verdad, encuentra que el mayor corazón roto aún está por venir.






Aquí os traigo otro libro que me ha tocado la fibra sensible, aunque no ha conseguido hacerme llorar, así que no ha sido el primero en conseguirlo, pero es una proeza que haya conseguido ponerme sensiblera.

Rune es un niño de cinco años que está muy triste porque se ha tenido que mudar de su pueblo de Noruega a otro pueblo en Estados Unidos, dejando toda su vida atrás: amigos, su hogar, su colegio. Incluso hasta es otro país y otro idioma. Es un cambio muy difícil. Pero encuentra una razón para no estar más triste y es que conoce a su vecina, Poppy, que también tiene 5 años, le encantan las aventuras y sonreír. Desde ese momento Rune y Poppy se vuelven inseparables, los mejores amigos. Con el paso del tiempo su amistad se convirtió en algo más, amor. Se querían con locura, no podían estar separados. Eran Rune y Poppy. Y ya desde los 8 años comenzaron a besarse. Pero a los 15 años tuvieron que ser separados. El padre de Rune lo vuelven a mandar a Noruega por trabajo pero aunque sean solo un par de años la familia tiene que estar unida, así que toda la familia Kristiansen se vuelve a mudar a Noruega. Rompiendo el corazón de Rune y Poppy, pero se prometen mantener su relación a distancia, escribirse, llamarse, hablar por Skype, esperar a que esos años pasen para reencontrarse de nuevo. Pero de repente Poppy corta toda relación con Rune: no contesta a sus llamadas, ha dejado de escribir, incluso se ha marchado del pueblo.

Poppy es una chica llena de alegría, le encanta la vida y la ve como una aventura. Su amor (aparte de Rune) es la música, en especial tocar el violonchelo, y su sueño es tocar algún día en el Gran Teatro de Nueva York.

Rune es un chico que dentro de él esconde mucha oscuridad, soledad, tristeza. Pero en cuanto conoce a Poppy… ella tiene tanta alegría que parece que se come la oscuridad de Rune. Consigue sacar la personalidad de un chico amable, cariñoso, familiar, atento… Su amor (aparte de Poppy) es la fotografía y consigue fotografiar algo sencillo y convertirlo en algo hermoso.


“Este frasco es para que tú registres los besos de chicos. Todos los besos que haga a tu corazón casi estallar, los que sean más especiales, los que quieras recordar cuando estés vieja y gris como yo. Los que te harán sonreír cuando los recuerdes”


He decidido hacer ésta reseña muy breve porque no puedo contar muchas cosas sobre el libro. Y es que me gustaría que fueseis un poco en blanco con respecto a éste libro. Que no tengáis ideas metidas en la cabeza para que no esperéis lo que va a pasar.

Tillie Cole ha conseguido convencerme ve que puede existir un amor tan grande como el de nuestros protagonistas desde que son tan jóvenes. Sin duda éstos chicos son la definición de almas gemelas, y en cada una de las páginas del libro lo sientes.

El título del libro viene a raíz de que cuando Poppy tiene 8 años es sacada del colegio porque su abuela, que la ama con locura, está en sus últimos momentos de vida. Pero antes de morir ella le tiene que entregar algo. Es un pequeño tarro de cristal lleno de pequeños corazones de papel. La abuela le explica que se trata de 1000 corazones y que tendrá que escribir sobre ellos los besos que reciba que haga su corazón casi estallar. Enserio, esa escena fue a la vez bonita y muy emotiva, consigue emocionarte. Pues se ve a lo largo del libro como Poppy vive su vida y como va rellenando poco a poco esos corazones con sus besos con Rune. Aluciné porque conforme va avanzando el libro Poppy lleva a la perfección la cuenta de cada uno de ellos, y no solo eso, sino que recuerda que el beso número X fue en tal sitio tal día. Y es cuando ves los especiales que son porque los recuerda perfectamente, a cada uno de ellos. Son su tesoro.

La única pega que le pondría al libro es que para mi gusto cada una de las páginas desprende demasiado amor y en algunos momentos se me volvió demasiado dulce. Un poco cursi y empalagoso.


Un libro altamente recomendado para todos aquellos que os guste una historia de amor muy dulce y con un poco de drama. Y yo creo que si sois de lágrima fácil (o no tan fácil) con él se os escapará alguna que otra.


No hay comentarios:

Publicar un comentario