Hablando de… Sin Palabras

miércoles, 11 de febrero de 2015

Hablando de…
Sin Palabras



¿Alguna vez habéis leído un libro y cuando lo habéis cerrado habéis pensado…
«Me ha encantado» o en su defecto «Que asco de libro»?
Pero ese no es el problema, a todos nosotros nos pasa eso con cada uno de los libros que leemos, al punto en el que quiero llegar con ésta entrada es cuando tienes ese pensamiento y no consigues buscar en tu cabeza algún argumento que lo corrobore.
Y yo me pregunto algo… ¿por qué eso no puede ser bueno?

¿Por qué no podemos sentir cosas que no podemos explicar? ¿Por qué ese hecho no se puede relacionar con los libros? ¿Por qué todo lo que tenemos que sentir tiene que ser lógico?

Voy a poner un ejemplo de algo muy conocido. 
Cuando leí Crepúsculo me pasó algo parecido con el personaje de Jasper. Es un personaje de los buenos, que tiene una continua lucha interna porque no hace tiempo que ha decido no alimentarse de personas. ¿Algo bueno no? Pues inexplicablemente (no hay nada en los libros que corrobore mi sensación) durante toda la saga estuve esperando a que Jasper los traicionara a todos y nos diésemos cuenta de que en verdad era malo.
Enserio, no había nada que me indujera a pensar eso, pero cuando leí de su personaje me dio esa sensación.


Aunque sin duda sería un problema hacer una reseña de un libro así.

Pongamos un ejemplo de que realizo una reseña de un libro que no me ha gustado pero no tengo argumentos para corroborarlo.

Mi Opinion Personal

Debería estar dando razones de por qué no me ha gustado éste libro, pero realmente no tengo ninguna lo suficiente fuerte para explicar todos los sentimientos que me ha transmitido éste libro, así que como en ocasiones se dice, una imagen vale más que mil palabras… ésta ha sido mi impresión sobre el libro:




Realmente esto no sería una buena reseña, pero admito a que sería verdadero al 100% a tus sentimientos.

Pero luego llega alguien que también ha leído el libro y te dice que es un asco un libro que tú has amado. Comienza a decirte que ha sido malo porque no le han gustado los personajes, que no le ha gustado que hayan resuelto tan rápido el misterio, que era obvio que el chico ocultaba algo… Y tú solo te quedas ahí mirando a esa persona abriendo la boca y solamente de ella salen frases como… «A mí me ha gustado», «es que no has visto todo el potencial», «no es tan malo como lo planteas», «a mí me han gustado sus protagonistas»… vamos, lo defiendes vagamente, porque realmente no sabes por qué lo amas, simplemente lo has sentido dentro de ti.
Esto puede ocasionar dos cosas:
1.      Que termines pensando que quizás no es tan bueno como tú lo has visto
2.      Que saques el arma que llevas escondida y termines disparando a la persona para que se calle finalmente y alejarte lentamente llamándola BITCH.



Lo admito, yo también he leído libros que he terminado teniendo sentimientos ilógicos por ellos y no importa por cuanto tiempo haya estado dándole vueltas, no he sido capaz de saber por qué los he amado/odiado. Solo sé que lo he hecho.

¿Y vosotros?

No hay comentarios:

Publicar un comentario