Hablando de... Cosas que no hago

martes, 14 de mayo de 2019



¡Buenos días a todos! He estado pensando algún "Hablando de" del que podía hablaros y no se me ocurría ningún tema interesante, pero anoche se me iluminó la bombilla que parecía que últimamente estaba un poco fundida. He decidido escribir una especie de entrada de Confesiones. ¿Hay algo que he dejado de hacer como lectora porque estoy con el blog? En un principio pensé que no, pero conforme más pensaba me di cuenta de que sí que lo hacía, más ahora que hace unos años que hacía las entradas sin pensar nada. Así que vengo a decir todas aquellas que se me vienen a la cabeza y quizás puede que descubra que no estoy sola.

Pospongo mucho los libros gruesos
Cuando me decidí a escribir esta entrada, esto es lo primero que se me vino a la cabeza que no hacía. Aunque tenga muchas ganas de leer un libro si veo que tiene bastantes páginas intento mantenerlo en la estantería hasta que tengo varios días libres para dedicárselo al completo. No es por nada, sino porque sé que con el tiempo normal que tengo normalmente aunque quiera pasar más tiempo leyendo porque me guste el libro lo más seguro es que me llevará varias semanas acabarlo y eso repercutirá en el número de reseñas que puedo traeros en un mes.
Pero no solo son por las reseñas, confieso que me estreso un poco cuando veo que en mi reto de goodreads me marca que voy varios libros por detrás de lo que debería ir para terminarlo, así que éste es otro motivo del porqué pospongo tanto los libros gruesos.

Adiós a los atracones con las sagas
Creo que es sabido por todos los que lleváis un tiempo visitando el blog que tengo debilidad por las sagas, no sé exactamente el motivo pero me encantan, y hace unos años sí que me pegaba bastantes maratones, a veces me podía leer sagas completas en el mismo mes, incluso en la misma semana, pero ahora he dejado de hacerlo, y la verdad es que lo hecho un poco de menos. La principal razón por lo que lo he dejado de hacer es porque me ciego demasiado ¿qué quiere decir eso? Que cuando me pongo, lo hago enserio, con sagas que son bilogías o trilogías no hay mucho problema, el problema llega cuando son 7 u 8 libros, si me pusiera me pasaría meses en los que solo podría traeros reseñas de los libros de esta saga con la que estoy, y me gusta traer surtido, porque si a una persona no le interesa el primer libro se va a tirar meses sin nada nuevo que descubrir, así que he decidido dosificar bastante.

Libros que deseo releer
Creo que lo único bueno que tiene tener una memoria tan mala como la mía es que te permite volver a leer un libro que te encantó y volverlo a disfrutar porque no recuerdas lo que sucede. Y a mí me encanta releer libros, me gusta volver a disfrutar de una historia, descubrir nuevas escenas que me gustan, frases que llegan al corazón. Y... desgraciadamente llevo bastante tiempo que no lo hago, las únicas excepciones que he hecho es cuando me he querido poner con una saga y he tenido que releer los libros que la inician porque sino sería imposible continuar si no recuerdo los detalles de la trama. Ya tengo varios libros en el punto de mira para hacer alguna que otra relectura. La principal razón de porque no lo hago es prácticamente la misma que porque no leo libros gordos, porque me obsesiono un poco con la cantidad de libros que leo al mes.

Prioridad a los libros publicados en España
Sobre todo intento traer siempre al blog mucha variedad de libros, de diferentes historias, que todo el mundo pueda encontrar libros que le llamen la atención, y eso implica que no todas las reseñas son de libros que han sido publicados aquí en España. Pero siempre que me pongo a elegir mi siguiente lectura a no ser que el libro en otro idioma me llame mucho la atención intento dar prioridad a los publicados en España, y así es como mi lista de pendientes de otros países no deja más que aumentar y aumentar, y en muchos momentos me quiero poner a leer alguno pero luego me sabe un poco mal porque me da por pensar ¿y si a alguien le gusta mucho pero no tiene posibilidad de leerlo? Le voy a hacer una faena bastante grave.

Seguramente habrá más cosas que no habré nombrado, estoy segura, pero ahora mismo estos son algunos que se me vienen a la cabeza. Creo que algunas podré solucionarla relajándome un poco, pero me cuesta porque llevo muchos años sin fallar en traeros reseñas los viernes y no me gustaría comenzar a hacerlo ahora, así que solo tengo que aprender a administrarme mejor, gestionar mejor el tiempo y dejar de procastinar porque de verdad que se me va mucho tiempo en eso y podría aprovecharlo para hacer muchas cosas.

¿Alguno de vosotros tiene algo también que confesar que ha dejado de hacer o no hace con tanta frecuencia como le gustaría por el blog o la lista de lecturas de goodreads?

No hay comentarios:

Publicar un comentario