Hablando de... Realidad VS Literatura

miércoles, 13 de enero de 2016

Hablando de
Realidad VS Literatura


No sé si a alguien más le pasa lo mismo que a mí, pero espero de corazón que sí porque si no voy a pensar que soy un completo bicho raro.
Y es que no sé qué pasa pero mi forma de actuar en la vida real no se corresponde en nada en lo que busco en un libro a la hora de decidir si leerlo o no. Os voy a poner un par de ejemplos a lo que quiero decir con esto:

EN LA LITERATURA
Me gustan los chicos malos, le dan un toque divertido a la historia, un tira y afloja que hace que la historia me enganche y que necesite seguir leyendo. Pero ojo, no todos los chicos malos son válidos, tienen que tener algo que los haga cambiar y se den cuenta de lo mal que han actuado todo éste tiempo. También de esos chicos malos que te encuentras en callejones oscuros y que nunca presentarías a tus padres porque nunca los aceptarían.
EN LA REALIDAD
Que no se acerque a mí un chico malo porque a lo primero que me haga voy a buscar algo con lo que golpearlo. No los soporto ¿quién se creen que son? ¿Se creen guays por meterse con la gente más débil? Pues solo parecen estúpidos, con problemas que no tienen los cojones suficientes para afrontarlos de frente.


EN LA REALIDAD
Soy más de chicos buenos, de los que están a tu lado en las buenas, en las malas, que te hacen reír, se preocupan por ti, te cuidan… llamadme loca, pero me parecen un buen partido. Además de que son personas en los que puedes confiar, que sabes que no te van a clavar un puñal en la espalda.
EN LA LITERATURA
Los chicos buenos suelen ser aburridos en los libros. Suelen ser pastelosos, sin personalidad… no le dan vidilla a la historia, suelen hacer muy planas las historias.


EN LA LITERATURA
Cuando el chico le hace una putada a la chica y éste hace algo para demostrarle lo arrepentido que está, soy de las que dicen a la chica: “¡Vamos! Perdónalo ¿no ves lo arrepentido que está?”
EN LA REALIDAD
En la realidad soy bastante cabrona, y no olvido fácil. Si me haces una putada más te vale no dormir a partir de ahora porque te juro que me las vas a pagar. Y por supuesto olvídate que te perdone, porque ya puedes venir de rodillas que no conseguirás un perdonado de mi boca.


EN LA LITERATURA
Me gusta que los personajes tengan sus misterios, que quiera llegar a descubrirlos, que me enganche, que me obligue a seguir la historia. También me gustan los personajes que evolucionen con la historia, que se hagan más fuertes, que aprendan a enfrentarse a sus problemas…
EN LA REALIDAD
Odio que las personas tengan misterios, y si los tienes espero no enterarme nunca que los tienes, porque odio sentir que la gente me esté ocultando cosas. Sé que todo el mundo tiene secretos, pero otra cosa es algo así como decirte a la cara te oculto algo pero no te voy a decir nada. Tampoco me gustan las personas que cambien, ya he tenido demasiados amigos así y todos han terminado haciéndome daño. A ver digo cambios en plan, pasado: me encanta quedarme en casa y que montemos nuestro cine y comentemos la película, presente: me encanta salir de fiesta, y beber tanto que termine vomitando al lado de los coches. 



¿A alguien más le gusta leer en las historias cosas opuestas de lo que buscan en la vida real?


5 comentarios:

  1. puuuuuuuuuuues normalmente no x)
    a mi me gustan los personajes literarios con carácter, seguros de sí mismos, muy atrevidos, románticos, cariñosos, buenos pero con un toque de malote -no porque sean capullos, sino que tengan esa pequeña locura-..
    y es exactamente como me gustan los hombres en la vida real x)
    Odio a los pedantes, los que van de guays, mujeriegos, mentirosos, bordes, gente que te hace daño y luego "suplica"... y los odio en los libros, y en la vida real.
    Así que creo que soy todo lo contrario a ti x)
    un besito

    ResponderEliminar
  2. Nikki, bonita, ¿te has tomado la pastilla hoy? xD Yo soy mas bien de la opinion de Neus. Los chicos malotes, tipo Hardin -.-, no me gustan nada. Ni dentro ni fuera del libro :P

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!
    A ver que me aclare Nikki, malotes tipo descripción de Neus ¿verdad? xD
    De todos modos, creo que me pasa como a ti. En la literatura me gusta que le den algo de salseo y en la realidad el típico "soso" que pintan pero ¡que no es soso! Tú me entiendes fijo :'D
    Por lo demás, con la gente 'misteriosa' yo es que creo que se hacen los interesantes y punto xD
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola Nikki! :)
    Coincido a medias contigo.
    Tema chicos pues yo soy una fan de los chicos buenos en la vida real y en el papel. Pero de los que están BIEN hechos, que como dices hay muchos que son muy sosos.
    Pero sí que es verdad que literatura-realidad no siempre coinciden.
    Me da mucha rabia cuando las chicas se enfadan por un gilipollez y lo arrastran medio libro, peeero a veces hago algo parecido hehehehe...
    Un beso guapa :)

    ResponderEliminar
  5. Hola Nikki pues a mí hay cosas que no me gustan ni en la literatura ni en la realidad, aunque algunas en los libros tienen un pase, depende de la situación y otras que me gustan en los libros y en la vida real. Todo depende. A veces los libros están para sorprenderte y lo que creías que no te iba a gustar puede que sí, en fin tampoco pienso demasiado en ello, pero una buena cuestión.

    ResponderEliminar