Ciudad de las almas perdidas

viernes, 31 de agosto de 2018




Título: Ciudad de las almas perdidas
Título Original: City of Lost Souls
Saga: Cazadores de Sombras #5
Autor/a: Cassandra Clare
Editorial: Destino
Género: Juvenil Paranormal
Goodreads
Jace es ahora un sirviente del mal, vinculado a Sebastian por toda la eternidad. Sólo un pequeño grupo de Cazadores de Sombras cree posible su salvación. Para lograrla, deben desafiar al Cónclave, y deben actuar sin Clary. Porque Clary está jugando a un juego muy peligroso por su propia cuenta y riesgo. Si pierde, el precio que deberá pagar no consiste tan solo en entregar su vida, sino también el alma de Jace.
Clary está dispuesta a hacer lo que sea por Jace, pero ¿puede seguir confiando en él? ¿O lo ha perdido para siempre? ¿Es el precio a pagar demasiado alto, incluso para el amor?



Antes de nada quiero decir que esta reseña no va a contener spoilers sobre el libro, quizás sí podáis encontrar alguna referencia al libro anterior. Pero lo más importante de este aviso es que si te gusta la saga, y te encantan los personajes, y no toleras que se metan con nada de ello, te recomiendo no leerla porque voy a mostrar mi opinión sobre ellos, y no es nada alagadora.

Desde hace un par de años la saga de Cazadores de Sombras está en mi Propósito personal de Finalizar sagas, y continuamente lo he ido posponiendo, pero de este año no pasa, este año me la termino. Y aquí está la prueba de que lo pienso cumplir.

Al final del libro anterior nos quedamos con la intriga de qué es lo que le pasó a Jace y a Sebastian, después de desaparecer tan misteriosamente. Bueno, pues al fin lo vamos a descubrir, y es tan horrible como os podéis imaginar. ¡Ahora son aliados! Sí, el mundo se ha puesto patas arriba. Pero tranquilos, que seguro que hay un montón de Cazadores de Sombras dispuestos a echar una mano para salvar a Jace de las garras del malvado villano. Bueno... quizás no tantos, quizás solo un grupo de adolescentes con las hormonas a flor de piel que no son expertos en crear buenos planes, pero sí son expertos en poner sus vidas en peligro cada vez que tienen la oportunidad.
El pasado siempre importa. No se pueden olvidar las cosas que hiciste en el pasado, o nunca aprenderás de ello


Desgraciadamente el libro anterior no me gustó, así que cuando me tuve que enfrentar a este iba con un poco de miedo, incluso lo pospuse todo lo que pude porque no quería ponerme con él. Pero finalmente lo empecé, y... fue una decepción mayor que el anterior.

Analizándolo detenidamente, me ha dado la sensación de que tampoco han pasado muchas cosas en el libro. Tiene más de 500 páginas, y creo que la trama se podría haber condensado perfectamente en 200. Ha habido muchas escenas de relleno, que si no conociera a los personajes se hubiesen perdonado porque te permitirían conocerlos, pero no era el caso. He sentido que muchas escenas han sido repetitivas, me daba la sensación de que lo que estaba leyendo ahora lo había leído un par de capítulos atrás.
Cuando la historia no engancha al lector, lo peor que se puede hacer es tener capítulos largos. Y este libro tiene capítulos excesivamente largos. Me daba la sensación de que nunca lo iba a terminar. Eran tan largos que era incapaz de decir, cuando acabe el capítulo me acuesto, sino que directamente donde me daba sueño cortaba, porque lo mismo me faltaban 20 páginas todavía para terminarlo. En un mismo capítulo narra lo que les ocurre en diferentes lugares a varios personajes,y creo que lo mejor es que los hubiese dividido directamente en más capítulos, hubiesen sido una historia más ágil para leer.

Pero estos gordos problemas no han sido lo único que ha causado que no me gustara el libro, otro punto muy importante con el que he sentido mucho odio ha sido los personajes principales.
Ha sido el caso de Clary. En los tres primeros libros de la saga, me gustaba el personaje, era entretenido, no era su mayor fan, pero no estaba mal. Pero conforme he seguido leyendo mi opinión sobre ella ha caído en picado. No la soporto. Clary no es valiente, no es una heroína, es una persona sin sentido común que no duda en cometer locuras sin pensar en sus consecuencias y parece que tiene un ángel guardián pegado a ella porque al final las cosas le salen bien. También la he visto como una egoísta, solo pensaba en ella, y que quería a Jace de vuelta, era en lo único en lo que pensaba, no se preocupaba de nadie más, daba igual que el mundo estuviera en peligro y todos fuésemos a morir, aquí solo importa rescatar a Jace, porque no puede vivir sin él. Además, Clary es un personaje totalmente prescindible, no sabe hacer nada, no sabe luchar, no sabe defenderse, no termina de conocer este mundo, y se supone que tiene un súper poder que nadie más tiene, pero NUNCA lo usa. Enserio, en este libro solo lo he visto usarlo una vez para crear una runa y no tenía ni puñetera idea para qué servía, terminó el libro y seguía sin saberlo, es más, creo que a Cassandra Clare se le olvidó que la había creado.
Jace es un personaje que amé en los primeros libros, me encantó, estuve profundamente enamorada de él. ¿Pero ahora? Mi amor está en el váter y han tirado de la cadena. Ha perdido esa chispa que me enamoró, y ahora parece un alma en pena que no deja de lamentarse y disculparse por todo lo que pasa en el mundo, y querer ser perfecto. Enserio, en esos momentos en los que estaba en modo melancólico, no dejaba de pensar ¿quién demonios eres tú y qué has hecho con mi amor de la juventud?
Pero también colmaban mi paciencia cuando estaban en modo parejita. Eran demasiado cursis. Algunas veces me daban ganas de vomitar arcoíris. He estado a punto de saltarme todas las escenas en las que salían estos dos, tanto juntos como separados, pero cada vez que estaba dispuesta a hacerlo recordaba que eran los protagonistas, y si no leo sus partes, es absurdo leer el libro.

Continuemos con el resto de personajes. Por ejemplo, con Alec y Magnus. Me encanta el personaje de Magnus, es uno de mis preferidos, me encanta su sentido del humor, su chispa, me encantan todas esas historias que cuenta sobre el pasado, como aunque parece que no tiene filtro, siempre está ocultando algo. Ahora, Alec... es un personaje que me es totalmente indiferente, enserio, no siento nada hacia él, yo creo que si le pasa algo no me afectaría nada.
Me llamaba su trama, su historia, quería saber cómo seguían avanzando en su historia de amor. ¿Y qué me he encontrado? Otra-maldita-decepción. ¿Hay algo que no me haya decepcionado en este libro? Su trama está bien, es interesante, pero es exactamente igual a la del libro pasado. 1000 páginas después y seguimos sin avanzar. Hay guerras que se narran en menos páginas. Ha sido aburrido, me daba la sensación de leer lo mismo una y otra vez.
Simon e Isabelle, creo que ha sido una pareja que me ha sorprendido. Y me ha sorprendido porque no me interesaban nada de nada, es más, ni siquiera simpatizo con los personajes, y creo que leer sobre ellos ha sido de lo más interesante de lo que ha pasado en el libro. Pero me ha gustado leer sobre ellos como pareja, porque independientemente... Simon sigo sin tolerarlo, y lo peor, 5 libros después sigo sin conseguir entender qué demonios se le pasa por la cabeza en muchas ocasiones. Me da la sensación de que tiene serrín. E Isabelle aquí ha sido un continuo bucle infinito de me gusta Simon, pero no, pero sí, pero no estoy segura, como voy a estar con él. Horrible. Me han gustado juntos, porque ninguno daba pie con bola y era bastante gracioso verlos juntos.
Y al fin llegamos a la mejor parte, a los únicos que SÍ me han caído bien en todo momento en este libro, los que han conseguido que no le diera un uno a este libro. Y esos han sido Jordan y Maia. Me parecen muy buenos personajes, con sentido común, que piensan las cosas, las analizan, no se van por las ramas, luchan por lo que quieren, son sinceros. Y repito, porque parece que en este libro falta mucho de esto: TIENEN SENTIDO COMÚN. Me ha gustado cada vez que intervenían, sobre todo sus diálogos. Hubiese preferido que el libro tuviera más escenas de los dos y menos de otros personajes.
Y para terminar hablemos del malo malísimo. Sebastian. O como yo lo he apodado, el quiero y no puedo. Se supone que es un mega villano, de esos que cuando lees su nombre tienes que pensar inmediatamente, malnacido. Pero seamos sinceros, me parece un malo bastante pobre. Me ha parecido bastante predecible, creo que solo le ha faltado echarse hacia atrás y soltar una risa malvada para acabar con todos los tópicos de villano. Me ha parecido un intento de copia de Valentine, pero hecho de forma rápida y sin muchos detalles. Su plan me ha resultado un poco penoso, cogido con pinzas, es obvio que no va a ir bien. Y después de terminar el libro sigo sin entender la finalidad de muchas cosas que hizo.

Ciudad de las almas perdidas ha sido más decepcionante de lo que yo esperaba que fuera. No me ha gustado nada. Y eso ha provocado que tardara el triple de tiempo en terminarlo. No me ha parecido que tuviera una trama interesante, ni siquiera que ocurrieran muchas cosas que mantuviera al lector pegado a las páginas. Me han caído francamente mal los personajes, lo que hacía que les gritara a cada decisión o paso que daban. Pero me queda un libro más para terminar la saga finalmente, así que lo leeré, aunque mis expectativas a día de hoy están tan bajas que cualquier cosa podría sorprenderme.



Otras Reseñas Relacionadas:

2 comentarios:

  1. Lo hemos pasado mal leyendo el libro, ¿verdad?. Pero ya solo nos queda uno. Tendremos que terminar la saga aunque le demos un descanso de un par de meses... o seis xD

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Me ha gustado mucho la entrada de tu blog, lo cierto es que este no lo he leído aún, pero no me llama especialmente la atención por la reseña que nos has hecho :)
    Te dejo también el enlace a mi blog por si quieres visitarme:
    http://milirio.blogspot.com/
    Besos.

    ResponderEliminar