El Beso del Infierno

viernes, 31 de marzo de 2017

El Beso del Infierno

Título: El Beso del Infierno
Título Original: White Hot Kiss
Saga: The Dark Elements #1
Autor/a: Jennifer L. Armentrout
Género: Romántica Paranormal Juvenil
Idiomas:  
Layla, de diecisiete años, solo quiere ser normal. Pero con un beso que mata a cualquiera que tenga alma, ella es cualquier cosa menos normal. Mitad demonio, mitad gárgola, Layla tiene habilidades que nadie más posee. Criada entre los Guardianes –una raza de gárgolas que tiene la misión de cazar demonios y mantener a la humanidad a salvo -, Layla intenta encontrar su lugar, pero eso significa esconder su lado oscuro de aquellos que más ama. Especialmente del atractivo Zayne, un Guardián de quien ha estado enamorada desde siempre. Cuando menos se lo espera, Layla conoce a Roth, un demonio sexy y tatuado que dice saber todos sus secretos. Layla es consciente de que debería permanecer lejos de ese chico, pero hay algo que se lo impide… especialmente cuando se percata de que con él sus besos no son mortales, ya que Roth no tiene alma. Pero en el momento en que Layla descubre que ella es la razón del violento levantamiento demoniaco, confiar en Roth no solo puede arruinar su oportunidad con Zayne… Podría convertirla en una traidora para su familia. Peor aún, podría llevarla a un viaje sin retorno al fin del mundo.






En esta historia estaremos en un nuevo mundo de fantasía creado por Jennifer L. Armentrout. Y en esta ocasión los protagonistas serán guardianes, que son una especie de gárgolas.

Layla es la protagonista de esta historia, y ella no es una chica normal y corriente, ya no es que no sea humana, sino que es rara dentro de todo el mundo extraño. Ella es mitad demonio, mitad guardián. Durante toda su vida ha estado viviendo con los guardianes, intentando apagar dentro de ella su parte demonio porque ellos son la raza que hay que exterminar, los seres malvados. Pero aunque ha estado evitando esa parte de ella eso no quiere decir que se vaya a ir. Es por eso que Layla jamás ha besado a ningún chico porque esa parte demonio hace que absorba almas y puede provocar que la otra persona pierda su alma, o peor, muera en el proceso.
Durante años ella ha estado profundamente enamorada de Zayne. Un guardián guapo, amable, (muy) sexy, simpático, luchador, valiente… Ha soñado en miles de ocasiones en tener algún día algo con él. Pero eso ha sido todo, solo sueños, porque la realidad es que nunca podrán estar juntos.
De repente alguien nuevo aparece en la vida de Layla, Roth. Es literalmente lo opuesto a Zayne. Solo con deciros que él es demonio ya os podéis hacer una idea de lo opuestos que son. Pero la tensión que hay entre ellos es palpable desde el mismo momento en el que se conocen.

Así que aquí comienza la historia de Layla, una historia en la que aprenderá que todo lo que creía saber durante todos estos años solo ha sido un lado de la historia. ¿Qué pasará ahora que conoce a un demonio y puede descubrir el otro lado? 


El roce de sus labios fue tentativo al principio, un lento movimiento de su boca contra la mía. Cada músculo de mi cuerpo se tensó, pero no me alejé como debería, y Roth hizo un sonido bajo en su garganta que envió estremecimientos por mi columna. Sus labios acariciaron los míos de nuevo, mordisqueando y tirando de ellos hasta que se separaron en un jadeo. Él profundizó el beso con una embestida de su lengua. El beso, fue todo lo que podría haber imaginado que un beso fuera y luego algo más. Sublime. Explosivo. Mi corazón revoloteó salvajemente, con un anhelo tan profundo, dardos de miedo atravesaron mis venas.
—Ves —murmuró con voz ronca, y luego me dejó ir, sus dedos trazando mis mejillas —. Tu vida no es acerca de todo lo que no puedes hacer. Es acerca de lo que puedes hacer.
—Tienes un aro en la lengua —dije confundida.
Un brillo travieso llenó su mirada.
—No es lo único perforado.



Ya sabéis que yo le proceso amor a esta autora. Sus historias me pueden gustar más o menos, pero todas consiguen engancharme, hacerme disfrutar y dejarme con ganas de más. Me encanta su forma de narrar, y no sé si es que me conoce o algo pero consigue crear chicos masculinos que a mí me enamoran y les termino jurando amor eterno. Y sin duda con este libro no ha sido la excepción.

Sinceramente cuando cogí el libro y vi que había un triángulo amoroso… le temí. Lo primero porque no me gusta nada los triángulos amorosos, y segundo, no sé cómo lo consigo pero todos los libros que leo la protagonista se queda con el otro chico, no con el que me gustaba a mí, y esto me irrita. Pero es verdad que prácticamente desde el principio todos ya nos hacemos una idea de con quién se va a quedar. Tenemos un pálpito. La verdad, es que yo no sé con quién de los dos se va a quedar. No hay un personaje que digas, éste es el mejor, la autora ha creado dos prototipos de chicos que según tus gustos te decides por uno u otro. ¿Te gustan los chicos buenos, los que siempre están protegiendo a sus amigos, familia, que respeten las reglas…? Pues tu chico es Zayne. ¿Te gustan los chicos malos que no dejan de molestarte, darte el empujón que necesitas para hacer esas cosas que siempre te han dado miedo hacer, pensar primero en ti y luego en los demás? Tu chico es Roth.
Y por supuesto que tengo un favorito. Y ese es Roth. Zayne no me disgusta, me cae bien, incluso me gusta y me atrae. Pero es que… lo siento, tengo debilidad por Roth, es que es verlo y ya tengo una maldita sonrisa en la boca. Y no quiero contaros mucho más de él porque quiero que lo descubráis por vosotros mismos. Pero puedo decir que amo su sentido del humor tan particular, esas bromas tan sugerentes, tan llenas de doble sentido, me encantan. Y es que además tiene una serpiente a la que ha llamado “Bambi”.

La historia está compuesta por personajes secundarios que me han encantado, y obviamente otros he odiado. Me han encantado los amigos de Layla, sobre todo su amiga, enserio, esa chica tiene un serio problema, no deja de pensar en sexo, sobre todo desde que conoce a Roth, pero es que hay momentos en la historia en los que habla y a mí me dio vergüenza ajena, en plan… menos mal que no es mi amiga porque a ver con qué cara vuelvo yo mañana a clase después de que todo el mundo se haya enterado de eso. Y el típico de Tierra Trágame. Pero son una risa asegurada. Y luego hay otros personajes como el hombre que acogió a Layla y la cuidó desde que era pequeña que me ha caído muy mal y desde que ocurren ciertas cosas en la historia no dejaba de desear que le ocurrieran cosas malas.

Al principio de la historia realmente la autora te cuenta un par de cosas que en tu cabeza nada tiene sentido, pero es lo justito para que puedas continuar leyendo. Me dio la sensación de que conforme iba avanzando comenzaba a entender todo ese mundo, como estaba formado, quienes son los buenos, los malos. Pero de repente… a la mierda todo, porque te das cuenta de que nada es lo que realmente parece, que ni los buenos son tan buenos, ni los malos son tan malos. Que hay un montón de secretos. Que nadie es lo que parece ser. Ahí es cuando mi cabeza explotó y comencé a sospechar hasta de mi sombra.


La historia me ha gustado mucho. El mundo que ha creado Jennifer L. Armentrout me tiene entusiasmada. Pero no le doy las cinco estrellas porque hay cosas que han pasado que no me han gustado, un ejemplo ha sido ese comportamiento egocéntrico que tenía Layla con Zayne en algunos momentos, me parece de una niña malcriada y estúpida. Y hay varias escenas en tema de contenido de la historia que tampoco le he visto lógica. Creo que todavía queda mucho que se puede explotar sobre este mundo y que este libro no ha sido el que me muestre todo eso, sino que ha sido el encargado de dejarme con ganas de más y hacer fluir mi imaginación de todo lo que puede llegar a pasar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario