Hablando de... Series: Stranger Things

martes, 15 de agosto de 2017



En la entrada de hoy os voy a hablar de una nueva serie que he comenzado este año, seguro que ya la conocéis porque es una de las novedades más habladas de netflix. Stranger Things. Voy a hacer una entrada sin spoilers, así que podéis leerla tranquilos.
La historia narra la súbita desaparición de un niño en esta ciudad durante la década de los 80, hecho que destapa los extraños sucesos que tienen lugar en la zona, producto de una serie de experimentos que realiza el gobierno. Además, en la ciudad aparecen fuerzas sobrenaturales inquietantes y una niña muy perturbadora.
En cuanto comenzó a emitirse algunos de mis amigos decidieron verla, fue hacerlo y ya estaban en modo pesados de que tenía que verla, que era genial, que no me la podía perder… Pero la verdad, me echaba un poco atrás, con todos esos niños como protagonistas, ese ambiente ochentero, el mundo paranormal… Decir que no me llamaba nada es quedarse corto.
Así que…
¡DEJEMOS LOS PREJUICIOS PORQUE STRANGER THINGS ES UNA AUTÉNTICA PASADA!

Como he dicho antes, la serie está ambientada en los años 80. Un grupo de niños, de primaria, están en el sótano de Mike (uno de ellos) jugando al mítico dragones y mazmorras. Las horas pasan y ya es hora de regresar a casa. Pero por el camino Will, uno de los chicos, desaparece.
Su familia, su madre Joyce y su hermano Jonathan deciden denunciar la desaparición y comienzan a buscarlo por todo el pueblo, pero no hay ninguna pista sobre su paradero. Los días pasan y se baraja más la idea de que puede que esté muerto.
Pero de repente, en una cafetería a las afueras del pueblo, prácticamente en las mismas fechas de la desaparición de Will, aparece una niña, con el pelo rapado, no habla, su aspecto parece desorientado…
Por cosas del destino la chica y el grupo de amigos se conocen y Mike decide esconderla en el sótano de su casa. Tiempo después descubren que esta chica misteriosa tiene dones asombrosos, y no solo eso, sino que parece poder comunicarse con Will que sigue desaparecido.
¿Qué leches está ocurriendo en este pueblo?

La serie es muy breve pero sin duda intensa. Cuenta actualmente con 8 episodios de casi una hora de duración. La serie está llena de suspense, paranormal, misterio, ciencia ficción… Es decir, no hay ni un solo momento para aburrirse.
Absolutamente todos los personajes de la serie me han caído bien. Los niños me han parecido entrañables, había momentos en los que aunque la situación era para ponerse de los nervios me sacaban alguna que otra sonrisa, por comentarios que hacían, típicas de un niño, como que da igual que estemos a punto de morir, siempre es un buen momento para tomarse un dulce. Esos niños luchadores, que no creen que su amigo haya muerto y ellos mismos salen a buscarlo también.
Pero sin duda alguna mi personaje favorito ha sido Eleven, la niña que aparece de la nada. Enserio, la actriz ha estado sublime. Porque su personaje no tiene muchas líneas de texto, pero es que no le hacía falta, con cada expresión de su cara, sus gestos, con solo eso ya podías deducir lo que quería decirte.
Otro personaje que me ha gustado mucho ha sido el de Joyce, la madre del desaparecido Will. Me ha encantado la actuación de esta mujer, no deja de luchar para encontrar a su hijo, da igual las locuras que termine haciendo, porque admitámoslo muchas cosas eran completas locuras, pero si para ella tenían sentido para encontrarlo lo hace sin pensarlo dos veces. No le importa que en el pueblo consideren que está loca.

¿Qué os puedo decir más para que le deis una oportunidad a esta serie?
Pues os puedo decir que soy incapaz de ver nada con temática de terror, enserio, soy incapaz, solo de pensarlo ya mi mente comienza a gritar que lo quite. Y al principio de la serie descubrí que tiene pequeños toques de miedo. No son muchos, incluso si lo pienso detenidamente, son de lo más pequeños, pequeños sustos inofensivos. Pero para mí esos momentos eran en plan… ¿Dónde está mi osito de peluche? (os lo recuerdo, soy muy cobarde para ver algo de terror). Lo pasaba mal durante esos minutillos en los que ocurría algo así. Pero estaba tan enganchada a la serie que tuve que tragarme mi miedo, abrazar el cojín (lo siento, se ve que el oso decidió coger las maletas) y seguir adelante.

Si todavía no conocéis Stranger Things sin duda alguna os recomiendo que le deis una oportunidad este verano porque sin duda vale la pena. Y para los que sí la hayáis quizás lo sepáis, la segunda temporada se estrena el 27 de Octubre.

Contadme. ¿Pensáis verla? ¿La habéis visto? ¿Qué os parece?

No hay comentarios:

Publicar un comentario