Hablando de… aprovechándose de la blogosfera

viernes, 9 de mayo de 2014

Hablando de… aprovechándose de la blogosfera

El Hablando de hoy es de un tema que realmente he sentido muy cerca y me ha puesto de muy mal humor. Así que lo siento mucho pero ésta entrada no va a ser graciosa.

Me gustaría relataros la historia en cuestión, no aparecerán nombres ni direcciones implicadas para salvar la identidad de la persona en cuestión con la que pude observar todo esto.
Hace unos días mientras estaba en Twitter me agregó una chica y entrando en su perfil observé pues su descripción y una cosa que me llamó la atención, tenía un blog de literatura. Decidí entrar en él para echarle un vistazo, lo que suelo hacer bastante a menudo –cuando agrego a gente nueva a Twitter y tiene un blog de literatura le echo un vistazo por si me gusta seguirlo.
Cuando entré en el blog vi que llevaba en activo escaso 1 mes y contaba con 2 reseñas y varias entradas de novedades de libros. Como tampoco me gustó, realmente porque aún no tenía contenido para juzgarlo, decidí no suscribirme por ahora.
Lo que realmente me sorprendió del blog era que en escaso un mes de vida ya contaba con 107 seguidores.
Pero hasta ahí todo parece normal ¿verdad?
El problema con dicha persona ocurrió más tarde.
Siguiendo con Twitter leí un tweet suyo preguntando a partir de cuándo podría mandar correos a las editoriales para que pudiese colaborar con ella con libros.
Un Twittero le contestó que estuvo echándole un vistazo a su blog y que debería dar un poco de más tiempo, que solamente llevaba un mes y lo más recomendable era dejar un poco más de tiempo para que terminara de pillar el mundillo y que así pudiese aumentar el número de seguidores.
Algo que realmente estuvo muy bien contestado era precisamente lo que debería hacer.
Un par de minutos después me llegó un mensaje privado por twitter de la chica diciendo palabras textuales: Tengo un blog ¿te pasarías? Link.
O sea el mensaje parece inofensivo, te manda un mensaje invitándote a su blog, el problema es el link, en todo caso con éste tipo de mensaje se mandaría el link de tu blog, pero el problema es que ella colocó el link que genera la página para que cuando entres ya te de la opción de suscripción, ni siquiera te muestra el blog, solo muestra la opción de suscripción.

No sé si es que yo estoy haciendo un mundo de ésta situación, pero he visto varios casos de éste estilo, gente que busca libros gratis, y no solo con colaboraciones con las editoriales sino también he visto la situación de crear un blog de literatura subir un par de entradas y el resto que sean participaciones de sorteos de otros blogs.
La verdad es que me parece… horrible esto, he encontrado el lado oscuro de éste mundo y enserio pensé que jamás se lo encontraría.

Lo admito, he visto gente que se ha aprovechado de la blogosfera y no he hecho nada para detenerlo.

¿Y vosotros?

2 comentarios:

  1. Y esta es una de las tantas razones por las que no colaboro con editoriales. Si quiero un libro, me lo compro o lo pido prestado, y si no se ha publicado en español me compro el ebook en inglés. Si participas porque participas, si no participas porque no participas, si tienes seguidores porque los tienes, si no tienes porque no tienes, si hace mucho, si hace poco, si te publicitas, si no te publicitas... todo es un drama. Mejor tomárselo todo con humor para no amargarse la vida innecesariamente *hugs much much*

    ResponderEliminar
  2. ¡Hoola! La verdad es que tienes toda la razón del mundo. Yo no colaboro con editoriales y antes, mientras participaba en otro blog que tuvo éxito y muchos seguidores, tampoco lo he hecho. No me gusta aunque me parece totalmente cabal en estos tiempos de crisis en que comprarte un libro te cuesta mucho.
    Lo de los seguidores siempre me ha parecido algo poco importante. Si tienes un blog es porque quieres compartir algo. Si lo que compartes es bueno, la gente llega. Si, por el contrario, el contenido es pobre, aunque fuerces a la gente no te seguirán.

    En fin, es lo que hay.

    Un besito :)

    ResponderEliminar