Please don't go

viernes, 24 de enero de 2014

Please don’t go
Título Original: Please don’t go
Saga: Please don’t tell #2
Autor/a: Kelly Mooney
Editorial: Barnes&Noble
Año de Edición: 2012
ISBN: 2940015526790
Nº de páginas: 218
Edición: eBook
Precio: $2,99
Idioma: Inglés


Género: Juvenil Romántico



El día que Ethan Chapman descubrió que su padre había muerto, su vida rápidamente giró fuera de control. Después de que su madre le obligó a regresar a Londres para estar cerca de la familia, su vida aún no había cambiado. La única diferencia era que esta vez tenía un socio, su primo, Peter Watson. Noche tras noche yendo a pubs, Peter finalmente lo convenció para ir a sus vacaciones anuales en el Caribe. Estivo a punto no ir, pero su deseo de ver a Sophie Gerrard, que se había convertido en su primer amor, lo convenció.
Durante el último año y medio, Ethan agradeció a Dios todos los días por ponerlo en ese bendito avión. Porque, ella no sólo era todo lo que recordaba, sino que ahora era suya. Y pensaba mantenerlo de esa manera. Pero la vida nunca sale como está planeada.

Sophie Gerrard es mayor, y está haciendo su semestre de primavera en el extranjero en Londres, para estar con Ethan. Todo es perfecto, hasta que el mundo de Ethan se desmorona, y él se sale de control otra vez. Ella quiere ser la que lo ayude, pero Ethan nunca fue alguien que acepta la ayuda fácilmente. Con asistencia de Peter, ¿puede Sophie salvar a Ethan, por segunda vez, o esto es el fin de su relación perfecta?


Mi Opinión

Aviso: No leáis esta reseña si no habéis leído el anterior libro. Y los que pensáis leer este, lo siento pero hay varios spoilers en la reseña, pero no he podido resistirme. Así que... Absteneos todas las personas que no quieran ser spoileados.

Después de leerme la primera parte que me gustó bastante, porque me pareció original, intrigante, preciosa… ha llegado esta segunda y…
¡¡¿POR QUÉ?!! (lágrimas y llantos)
A ver, aunque el final del primer libro no fue lo que mucha gente esperó, ¡yo sí lo esperaba así! Yo esperaba ese final. Yo no quería nada en plan… el amor lo puede todo, cruzaré todo un océano para estar por siempre a tu lado. ¡No, a ver, son adolescentes, y creo que ni tan siquiera son mayores de edad! ¡No pueden hacer eso! Lo que se espera de este libro es aunque estén enamorados y haya un océano que los separe mantengan ese amor, que luchen, que vean lo que es una relación a distancia, lo que es hablar por Skype, verse en vacaciones… vamos, lo típico.
Yo sí quería ese final abierto que me dejaba pensando eso.
¿Pero qué ha pasado? Pues que Kelly Mooney decidió escribir una segunda parte, y no he visto la necesidad de ella.
Lo siento, pero no me ha gustado nada, la he visto innecesaria, pesada, cabreante, insultante…
Todo empieza con Sophie que se muda por un semestre a la casa de la madre de Peter para ir allí a clases y estar junto a Ethan.
Primera cosa que nos encontramos: Peter le pide matrimonio a Claire. WTF? Y ella resulta que le estaba poniendo los cuernos y lo deja plantado ahí con la rodilla en el suelo. ¿Pero qué es esto?
Peter se pone en plan melancólico, le da por emborracharse e intentarse acostar con todas las chicas que pueda. Y ahí tenemos a Sophie, alias Mamá Gallina, que intenta que Peter salga de ese pozo y vea la luz, ella intenta encontrar apoyo en Ethan, pero éste le dice que lo deje que se desahogue un poco, que es normal que esté así.
Vamos a ver Ethan querido, Peter te sacó de la miseria, te ha apoyado, te ha aconsejado, ha sido como tu hermano, incluso te ayudó a conseguir a Sophie. ¿Por qué pasas de él?
Pero no solo en éste aspecto me puso histérica Ethan, y es que se descubre que su madre tiene cáncer y tiene que estar con ella para ayudarla y apoyarla. Y no sé por qué pero me daba la sensación de que el que tenía cáncer era él y no la madre. Me agotaba su comportamiento de “soy un alma en pena”
Pero las cosas siguen y es que Ethan se entera de un secreto que ha estado ocultando su madre toda su vida, y cuando se entera lo destroza.
¿Y qué hace él? En vez de ser una persona valiente, responsable, sensata… hace totalmente lo contrario, decide irse del país, dejando a Sophie, a su madre y a Peter.
Os juro que en ese momento quería matar a Ethan. Entendía que estuviese enfadado y afectado pero… ¡Abandonó a Sophie después de que ella dejara todo por él, dejó a su madre con el cáncer y dejó a Peter en su burbuja! ¡¡Eso no se hace!!
Y ese final, por dios… ese final. Quería pegar a todo el mundo. A Ethan por largarse y dejarlo todo y a Peter, Sophie y la madre de Ethan por perdonarlo tan fácilmente.

Please don’t go en mi opinión era innecesario. Solo ha conseguido cabrearme con los personajes y desbaratarme una historia que aunque tenía un final abierto y no muchas respuestas era el mejor final que se le podía haber dado.
Una historia de amor como una montaña rusa, que en un segundo se perjuran amor eterno y después un amor infantil. Un amor para nada perfecto.

En este libro hemos descubierto en profundidad lo que cruza por la mente de Ethan cuando le ocurren cosas con las que no puede enfrentarse.

1 comentario:

  1. No he leído el primero, pero se ven lo suficientemente entretenidos, quizás más adelante.
    Un beso

    ResponderEliminar