Tan solo un segundo

viernes, 9 de febrero de 2018




Título: Tan solo un segundo
Título Original: Tan solo un segundo
Saga: ---
Autor/a: Virginia S. McKenzie
Género: New Adult
Goodreads
En tan solo un segundo, el mundo se tiñó de negro y ya nada volvió a ser lo mismo.

Hannah tenía un futuro prometedor en aquello que más amaba: la danza sobre hielo. Una meta por la que había luchado junto a Nicholas, su mejor amigo y compañero, durante los últimos diez años. Hasta que el error de otro le demostró lo efímeros que pueden ser los sueños.
Mikhail hace mucho que olvidó lo que era disfrutar al salir a la pista. Es más, tras la lesión que lo obligó a retirarse del patinaje artístico, creyó que nunca tendría ocasión de recordarlo. Sin embargo, el destino parece dispuesto a darle la oportunidad de volver a competir y, sobre todo, de cumplir una promesa grabada con tinta en su cuerpo. Claro que para ella tendrá que convencer a Hannah de que juntos pueden lograr grandes cosas.
Para ambos, luchar por un nuevo comienzo significará tener que hacer frente a sus heridas emocionales, porque solo si son capaces de curarlas encontrarán la manera de vivir y amar sin fronteras.




He perdido la cuenta de cuantas personas me habían recomendado este libro. Lo tenía entre mis pendientes, pero no me terminaba de lanzar a leerlo, pero gracias a la Literatura Invisible que organizo con las Librófilas (consiste en que alguien del grupo te recomienda un libro, tienes 2 meses para leerlo y luego adivinar quién te lo recomendó) ya no pude posponerlo más porque alguien me lo recomendó. Y tengo que decir que no las tenía todas conmigo de que me fuera a gustar, pero el libro tiene algo que ha conseguido atraparme por completo.

La historia nos traslada a Michigan, allí viven dos chicos, Hannah y Nicholas, ambos desde que eran muy pequeños están metidos en la danza sobre hielo, son pareja en esta disciplina, y son una especie de uña y carne, los mejores amigos, se lo confiesan todo, incluso llegan a pasar por hermanos. Viven en el hielo. Incluso compiten internacionalmente.
Pero en un solo segundo sus vidas quedan destrozadas. Un hombre conducía borracho y termina chocando su coche con el de ellos. Provocando que Nicholas quede en una silla de ruedas y Hannah bastante traumatizada.
Hannah está yendo a una psicóloga para que le ayude a recuperar la vida que tenía antes. Ni siquiera es capaz de volver a ponerse unos patines.
Y de repente llega a escena Mikhail. ¿Quién es este chico? Pues es el campeón de patinaje sobre hielo. Un chico que ha conseguido ser una estrella por su talento. Pero debido a una lesión se tiene que retirar. Pero ahora está dispuesto a volver al hielo, pero no en patinaje, sino en danza, y quiere que Hannah sea su pareja.
Lucha. Lucha por lo que quieres, en cada cosa que haces y hasta el límite de tus fuerzas, para que cuando todo se desvanezca solo queden sonrisas de satisfacción y no remordimientos.

El libro se encuentra narrado a tres voces: Hannah, Misha y Nick. Y me ha encantado que la autora lo hiciera de esa manera, porque los tres personajes tienen sus demonios, y creo que la mejor forma de poder entenderlo bien es dándole a los propios protagonistas la voz para contádnoslo.

Hannah ha sido un personaje que desde el principio me ha caído bien, creo que no tiene nada que diga que no me ha gustado de su personalidad. Es fuerte, luchadora, decidida. Sabe que su sueño es llegar a ser una de las mejores, y se esfuerza, trabaja tan duro por ello... no solo se ciñe a los entrenamientos, sino que ella misma entre su tiempo libre busca un momento para seguir practicando, busca como mejorar, como superarse. Es completamente un ejemplo a seguir.
Desgraciadamente esa personalidad se mancha un poco por todo lo que ocurrió, pero todo lo que hace me pareció completamente comprensible, incluso muy real. Ella intenta mejorar, le cuesta, pero no deja de intentarlo, no se rinde.
Mikhail. Es el chico que me enamoró en el momento en el que comenzó a acosar a Hannah para que fuese su pareja, desde ese instante sufrí un completo amor por él. ¿Qué os digo? Si es que me ha encantado. Me parece también decidido, luchador, valiente por todo lo que hace, lo maduro que es... Lo mal que lo ha pasado a lo largo de su infancia, y como ha tenido que sobreponerse, siempre levantar la cabeza y seguir luchando con uñas y dientes... Admirable. Me ha encantado como cuando Hannah está mal, él hace comentarios o hace cosas para hacerla sonreír y que no piense en esas cosas.
Nick. Se encuentra casi durante la mitad del libro en un estado de salud mental horrible. Ha dejado de ser ese chico divertido, alegre, con confianza, luchador... para convertirse en alguien que ni él mismo se soporta. Está completamente deprimido y no sabe dar el paso para salir de ese estado. No sabéis la alegría que me dio cuando al final lo consiguió, y apoyé a Abby para que le diera esa patada en el culo (no literalmente hablando, bueno, a veces no lo decía literalmente).

Un personaje que también me ha encantado y no es de los principales es Abby. Me encanta lo directa que es, no tiene pelos en la lengua, es irónica, fuerte, capta rápidamente a la gente. Es un personaje que se hace querer. Incluso me han encantado todos los comentarios que hace referente a Harry Potter, me he reído bastante con ellos, y eso que no soy fan.
Durante los últimos meses había aprendido que la felicidad radicaba en uno mismo, en la forma en la que te enfrentabas al mundo. Las circunstancias influían, en especial si eran adversas y dolorosas, pero en tu mano estaba dejarte cegar por lo malo o abrir los ojos y buscar lo bueno.

Tengo que confesar que Virginia ha conseguido engancharme con su libro. Os prometo que he escrito con palabras que tiene de especial el libro y mientras lo leía parecía que no tuviese nada de especial, que era un libro normal, pero no lo es, tiene algo entre sus páginas que hace que te enganche, que te enamore.
Los protagonistas tienen muchos problemas y creo que Virginia los ha tratado muy bien, ha ido con tacto, con cariño, con detalle, nada se soluciona mágicamente, sino con tiempo y con sentido.
El libro está lleno de momentos graciosos, de sonrisas robadas, de situaciones embarazosas, de frases para el recuerdo, de escenas duras, de otras que te enseñan el valor del esfuerzo... Sin duda terminas con un muy buen sabor de boca, incluso con ganas de comerte el mundo.

Sin duda Tan solo un segundo, ha sido un libro que me ha sorprendido gratamente, realmente no pensaba que me fuese a gustar tanto. Y creo que seguiré a su autora para ver que nos tiene preparado para el futuro.



Otras Reseñas Relacionadas:

No hay comentarios:

Publicar un comentario