Adorkable

martes, 17 de enero de 2017

Adorkable

Título: Adorkable
Título Original: Adorkable
Saga: -Autoconclusivo-
Autor/a: Cookie O’Gorman
Género: Young Adult
Idiomas: 
Adorkable (ah-dor-kuh-bul): Término descriptivo que significa ser partes iguales de tonta y adorable. Como referencia, ver Sally Spitz.
Sally Spitz de diecisiete años ha terminado con las citas. O al menos, ha terminado con las horribles citas a ciegas, enganches y ataques escurridizos que su celestina mejor amiga Hooker le establece sucesivamente. Hay un límite para lo que una chica geek y seguidora de Gryffindor puede tomar.
Su solución: necesita un novio falso. Y rápido.
Introduce a Becks, fenómeno del fútbol, todo un bombón, y el mejor amigo de Sally prácticamente desde su nacimiento. Cuando Sally le pide a Becks ser su N.F. (Novio Falso), Becks está más que dispuesto a ser usado. Haría cualquier cosa por Sal, incluso si eso significa darle lecciones de DPA en su habitación, decirle que es “más que bonita”, y besarla de manera experta en las fiestas.
El problema es que Sally ha estado enamorada de Becks toda su vida, y él no tiene idea.
Este libro presenta dos mejores amigos, una manta con mangas edición especial de Yoda, incontables besos debajo de la oreja, y plantea la pregunta:
¿Quién quiere un novio real cuando fingir es mucho más divertido?





Os prometo que durante todo el libro he tenido dos expresiones, y han sido:



Sinceramente creo que el libro ha cogido un tema y lo ha exagerado a tal punto que me ha parecido ridículo.

Tenemos a la protagonista, Sally. Que es considerada como una chica extraña y peculiar. ¿Por qué me diréis? ¿Qué tiene de especial? Para mí nada, para el resto de personas del libro no es así, es que es una chica a la que le encanta Harry Potter, Star Wars, Star Trek, X-Men, Regreso al futuro… Todo ese mundo de la Ciencia Ficción. Así que de vez en cuando lleva camisetas con lemas sobre alguna película de éste estilo, hace referencias… ¿Veis? No le pasa nada de nada. Es una chica normal, que le encanta la Ciencia Ficción. Pues ya por eso la tachan de ratita y le dicen que con esa clase de gustos nunca encontrará pareja. Me apuesto lo que queráis a que habéis puesto una de las caras de arriba.

Pero ahí no está la exageración del libro, tenemos más. Y es que la madre de Sally trabaja como casamentera. Y no se le ocurre nada mejor que encontrarle novio a su hija, y cómo ve que será algo complicado decide buscar refuerzos en la mejor amiga de Sally. Os juro. Que cuando leí esto lo tuve que releer más de una vez. O sea, su madre buscándole novio a su hija porque no quiere que esté sola en la vida.
A ver, si la protagonista tuviera… no sé… 40 años, quizás, y recalco lo de quizás, puedo hacer la vista gorda. Pero es que la chica tiene 18 años y ya la madre busca CONCIENZUDAMENTE una pareja para su hija. Le montan un montón de citas a ciegas, con algunos chicos que incluso están en la universidad. Y ya el colmo de los colmos fue cuando le organiza una cita a ciegas con otra chica, porque (agarraos porque esto ya es flipante) como en 18 años nunca ha tenido novio quizás pueda ser lesbiana y no se ha atrevido a salir del armario todavía.
Enserio, cuando leí esto ya supe que el libro no me iba a gustar. Pero como estaba siendo una lectura ligera lo continué.
Pero sigamos con la madre, porque cuando finalmente Sally tiene novio, lo primero que le dice es que se comporte, que no quiere ser abuela tan joven.  Yo estaba en plan… Perdona? Le das la tabarra a tu hija para que tenga novio y cuando finalmente lo tiene, ¿le sueltas eso?


Vayamos a Becks. Sin duda es un amor de chico. Imaginaos un chico guapo, deportista, con sentido del humor. Y por favor, trata genial a Sally. Me encanta como le gusta bromas, la molesta, se mete con ella (de forma graciosa que conste). Es que me ha caído genial.

—Te amo, Sal. Nunca dije nada porque pensé que lo sabías y no sentías lo mismo. No podía arriesgarme a perder nuestra amistad. Supuse que siempre seríamos “solo amigos”. Cuando me pediste ser tu novio falso, juro que mi corazón se detuvo. Esta es, pensé. Mi única oportunidad. Incluso si no estábamos realmente juntos, decidí aprovecharlo al máximo. —Hizo una pausa para asegurarme que estuviera escuchando —. Pero tienes que saber. Que cada palabra que dije, era todo verdad. Cada palabra. Tú eres mi chica, Sal. Me encanta que seas tan inteligente, pero todavía un poco loca. Amo tus pecas. —Me quedé sin aliento cuando sus dedos rozaron mi nariz —. Amo que tu película favorita sea posiblemente la peor película del planeta. Dios, me encanta cuando hablas alemán. No tengo idea de lo que estás diciendo, pero me gusta. Cuando dijiste que también me amabas… —Negó, con una expresión de asombro en su rostro —. He sido realmente muy estúpido, pero voy a ponerle fin a eso ahora mismo.
Mis ojos se llenaron ante su confesión. Parpadeé con furia, no queriendo arruinar este hermoso momento, por lloriquear. ¡Becks me amaba! Era la increíble, pero la verdad me golpeó con fuerza cuando vi la mirada en sus ojos.
—Sal, no llores. —Usando su dedo pulgar, suavemente apartó la primera lágrima cayendo —. Sólo hay una cosa que sé, que siempre he sabido que quería de la vida. Y eres tú.


¿La relación entre ellos? Vamos a hablar largo y tendido.
Resulta que Sally está cansada de las encerronas que le organiza su madre y su mejor amiga (que no me extraña) así que decide que va a quedar con un chico para que finja ser su novio falso para que la dejen en paz. ¿Y de dónde saca la idea de que ese novio falso sea su mejor amigo Becks? Pues de los rumores de todo el mundo, porque todo el mundo piensa que están saliendo. Así que si ya lo piensan todos ¿por qué no utilizarlo en su beneficio?
Él acepta súper encantado. Porque vamos a ver, no ha sido nada asombroso, desde que vi la primera interacción entre los personajes tuve clarísimo que están colados el uno por el otro pero que ninguno quería decir nada por si destrozaba su amistad y preferían seguir siendo amigos a joderlo queriendo tener algo más.
Y ahora llega otro momento WTF? O sea, Sally saca la idea de que Becks sea su novio falso de los rumores del resto de alumnos. Pero cuando dice oficialmente que sí, que son pareja, nadie se lo cree. ENSERIO??? Luego hacen muestras de amor por el pasillo y comienzan a creérselo, excepto la mejor amiga de ésta, que hasta que no ve que se dan un beso que dejaría sin aliento a más de una, no se lo cree.


Enserio, era tan obvio que están colados el uno por el otro… pero ellos no se dan maldita cuenta. Si hasta la madre de Becks le regala a Sally un poema que le escribió Becks a los siete años en el que declaraba todo su amor, deseaba que se convirtiera en su novia y estuvieran juntos por siempre jamás. Enserio eso no es una puñetera prueba de su amor??


Y ese final… por favor, que final. Una mierda de final. Si parece que al libro le faltan páginas.
Al fin deciden poner las cartas sobre la mesa y declararse sus sentimientos. Se sientan, se dicen que están enamorados desde el primer día, ambos se dan cuenta de que son correspondidos y… YA. Ahí termina el libro. Os prometo que me quedé pensando ¿y ya está? ¿Aquí se termina? ¿Enserio a la autora no se le ocurrió escribir 5 páginas más para terminar bien la escena? Me dio la sensación de que es como cuando lees una escena de sexo y te dicen que el protagonista la penetró y… termina el capítulo y al empezar el siguiente ya han terminado y se están vistiendo. ¿Para eso me como 20 páginas de preliminares?



En resumen, el libro está bien si quieres hacer una lectura ligera y no esperas mucho del libro. Lo que viene bien durante épocas de exámenes. Te sirve para desconectar un rato. Hay algunos personajes y algunas escenas con las que te llegas a reír mucho. Lo que mata la historia es esos toques exagerados de más.


1 comentario:

  1. Hola Nikki pobre normal que te quedaras con esa cara la verdad es que es un poco alucinante todo, pero bueno tal vez por conocer a Becks merezca la pena darle una oportunidad y aunque te dejen ahí plantada con ese final ja ja ja gracias por la reseña.

    ResponderEliminar