Hablando de... El Pasado

miércoles, 18 de junio de 2014

Hablando de… El Pasado

En el Hablando de hoy me quiero poner un poquito profunda si me lo permitís ya que quiero hablar de un tema muy serio. El Pasado. Siempre decimos, por lo menos yo lo hago, que no debemos mirar atrás, que lo que tenemos que hacer es mirar siempre hacia adelante. Bueno, pues el día de hoy yo miré hacia atrás y prácticamente lloré de la risa.
Comencemos por el principio con ésta historia.
He terminado finalmente las clases y oficialmente ya estoy de vacaciones. Así que debido a esto ya no tengo que vivir más en la ciudad en la que estudio –por lo menos estos tres meses :’( - he vuelto a mi casa con mis padres para pasar estas vacaciones. Ayer me fueron a recoger ya que me tenía que traer varias cosas –ropa, zapatos, una maleta de libros... -  así que cuando llegué de nuevo a casa lo dejé todo en medio del cuarto –no me pareció muy buena idea eso de ponerte a desembalar a las 1am, quizás sean tonterías mías.
Esta mañana, tuve que guardar cada cosa en su sitio sin demora alguna, mayormente porque mi cuarto era más peligroso que un campo de minas, tenías que ver minuciosamente donde ponías cada pie, porque si te equivocabas, podías pisar algo y romperlo, o peor, que tropezaras, le dieras a algo y te callera encima la maleta de los libros, y eso podía llevarte directamente al hospital.
Bueno, pues limpiando un poco mi cuarto para meter mis nuevas cosas en los cajones he encontrado varias cosas que ni recordaba que las tenía –y es aquí a donde yo quería llegar desde un principio, si es que me voy por las ramas- y la verdad es que no he podido apartar una sonrisa de mi cara en todo momento.
He encontrado uno de mis primeros móviles, un Nokia 5200. En aquel entonces recordaba que era lo más guay del mundo, casi todo el mundo tenía uno, ¿quién no hacía miles de fotos con su pedazo de cámara de VGA –ni siquiera decía de cuantos megapíxeles era? ¿Quién no ponía música con él y se sentía como si estuviera en la discoteca? ¿Quién no deslizaba las teclas 20.000 veces al cabo del día que daba la sensación de que en algún momento la tapa de arriba iba a salir disparada hacia delante? Dios, no puedo parar de reír pensando en lo maravilloso que me parecía aquel móvil en aquellos años. Y lo agradecida que estaba de que se llevaran los pantalones anchos porque cuando te ponías un pantalón medianamente pegado ya te incabas todas las teclas en el muslo. Sin duda, extraplano.
Otra cosa que he encontrado ha sido un álbum que hice de… una especie de… cromos. Bueno, no eran cromos, eran como una especie de postales. Bueno, pues venían de regalo varias postales con fotos de famosos en las revistas que me compraba cada quincena y las guardaba en una especie de álbum ya que me hacía mucha ilusión, incluso recuerdo que cuando me tocaba alguno repetido se lo cambiaba a mis amigas. He encontrado postales de El Internado –una serie de televisión de aquí de España que se hizo bastante famosa-, Yon González, Mario Casas, High School Musical, RBD, Pignoise, El Canto del Loco, Daniel Radcliffe… ¡¡Incluso hasta ellos estaban jóvenes!! Sin duda me vino a la cabeza cuando tocaba esos días que corría a comprarme la revista para estar enterada de todos los chismes que había. Las carpetas forradas con fotos suyas, los posters colgados en mi habitación…
También me he encontrado una pequeña historia que escribí cuando era más pequeña, no sé… creo que tendría alrededor de los 14 años o así, no estoy segura, y no he podido evitar ponerme a leerla. No os podéis imaginar las lágrimas que se me han caído. Sin duda en esa época estaba muy influenciada por mi madre, que ponía todas las tardes la telenovela. Osea toda la historia parece un dramón de telenovela, la chica que no puede estar con el chico, la madre de ella que se entera y como es millonaria la mete en un convento, un hijo secreto del que él no sabe nada, luego que resultan que la chica y el chico son medio hermanos…  
¿Cómo cambia la mente de las personas tan rápido? Si es cierto que esa historia que escribí lo hice con 14 años… solo han pasado 7 de eso ¿cómo he podido cambiar tanto en tan poco tiempo?

La verdad es que reencontrarme con todas esas cosas –y muchas más- ha hecho que me ponga un poco sensiblera hoy.
Me he dado cuenta de que esas cosas que cuando era más pequeña veía como lo mejor del mundo, algo de lo que no podía imaginarme nada mejor, ahora no es nada.
Me he dado cuenta de cómo la mente de las personas pueden cambiar tanto en tan poco tiempo.
Me he dado cuenta de todas las personas que he ido perdiendo y he ido ganando durante mi vida.
Me he dado cuenta de cómo han cambiado mis intereses y mis prioridades.

Creo que lo que me ha ocurrido hoy me ha hecho darme cuenta de que tengo sueños, y que el tiempo de mi vida nunca se va a detener, si jamás me detengo un instante para llevar a cabo esos sueños, sé que en un futuro me voy arrepentir. También que los problemas que me pueden parecer ahora un infierno, el dolor más grande,  tengo que enfrentarlos, ya que soy valiente y en un futuro, cuando los recuerde me daré cuenta de que tenía razón, al final no habían sido para tanto.

Lo admito, cuando miro al pasado yo también pienso que era boba por las cosas que hacía

¿Y vosotros, qué opináis de vuestro pasado?

No hay comentarios:

Publicar un comentario